22 de noviembre
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
viernes 15 de junio de 2012, 16:54

Curuguaty se convirtió en campo de batalla

Los hechos sucedidos este viernes en Curuguaty desataron una crisis política en el país y dejan preliminarmente un saldo de 6 policías y 11 campesinos muertos. Los parlamentarios hablan de juicio político al presidente y la Corte se autoconvoca.

0
Imprimir Agrandar Achicar

Un fuerte enfrentamiento entre policías y campesinos de la Liga Nacional de Carperos se produjo desde la mañana de este viernes durante un procedimiento de desalojo de una propiedad de Blas N. Riquelme, en Campo Morumbí, en la zona de Yvyrapytä, distrito de Curuguaty, Canindeyú. El suceso derivó en la muerte de 9 campesinos y 6 policías, hasta el momento.

Una mañana trágica se vivió este viernes en la zona de Curuguaty, cuando efectivos policiales ingresaron con orden judicial de desalojo en una propiedad de unas 2.000 hectáreas, perteneciente a Blas N. Riquelme, ocupadas por campesinos de la Liga Nacional de Carperos que solicitaban una parte de la tierra.

Siguiendo el protocolo para un operativo de desalojo, un grupo de Policías, apoyados por el Grupo Especial de Operaciones (GEO) ingresaron al lugar cerca de las 08:00 para negociar con los campesinos que se encontraban ocupando el lugar, una zona boscosa reclamada como propiedad del Estado por los sintierra, afirmaron fuentes policiales.

Al parecer, los mismos entraron solo con cachiporras, escudos y balines de goma para un posible enfrentamiento cuando se encontraron con la sorpresa de una emboscada por parte de los campesinos, que habrían estado fuertemente armados, mencionó el comisario Walter Gómez.

Sin embargo, hasta el momento hay más campesinos que policías fallecidos. Existen contradicciones entre las versiones del Gobierno, dirigentes campesinos y familiares de los mismos. Muchos afirman que no fueron los carperos los que comenzaron a atacar.

Los primeros dos fallecidos se registraron al principio del enfrentamiento, perdiendo la vida el comisario de Ciudad del Este Erven Lovera y el subjefe de la GEO, Osvaldo Sánchez.

El enfrentamiento se fue agravando a medida que pasaron los minutos.

Los campesinos llegaron a intercambiar disparos con un helicóptero de la Policía Nacional que se trasladó desde Asunción hasta Curuguaty para apoyar a los agentes.

Casi toda la mañana se produjeron enfrentamientos que además de los 18 muertos, dejó decenas de heridos. El sistema de salud de Curuguaty se vio rebasado por lo que los heridos fueron trasladados a los distintos centros de Asunción.

El presidente de la Cámara de Senadores, Jorge Oviedo Matto, convocó a una sesión extraordinaria para analizar la situación en Curuguaty y estudiar un pedido de destitución del ministro del Interior, Carlos Filizzola. La sesión comenzó a las 16:00 con un minuto de silencio.

Los Diputados sesionan en Mesa Directiva y se convoca para las 20.00 para definir posturas y pedir renuncia de Filizzola y eventual juicio político al presidnete Lugo. Para las 19.00 la Corte Suprema de Justicia también se convoca para tomar posición.

Después del mediodía, el presidente de la República, Fernando Lugo, dio un breve discurso lamentando el hecho y no permitió preguntas.

Filizzola, por su parte, negó que haya elementos para declarar estado de excepción e indicó que no renunciará al cargo, puesto que eso depende del presidente.

Además, descartó que haya alguna influencia del EPP en el caso, como se rumoreó.

Esta tarde, durante el traslado de los heridos, fallecieron por el camino tanto campesinos como policías.

Salud Pública conformó un Comité de Crisis, envió dos aviones y médicos a la zona.

Lugo, por su parte, ordenó a las Fuerzas Armadas sumarse de inmediato a operativos en la zona de Curuguaty.

Emergencias Médicas, IPS y otros centros de sanidad liberaron camas y terapias intensivas, además de suspender cirugías programadas debido al aumento de heridos.

Varias organizaciones como la Codehupy, la Mcnoc, Policía Nacional y otras, repudiaron el hecho. La UIP incluso culpó directamente al presidente de la República.

Aviso:
- Los comentarios vertidos en las notas son de exclusiva responsabilidad de quienes lo emiten
y no reflejan la postura de Editorial El País S.A.
- Los mensajes de tipo SPAM serán eliminados.
0 Comentarios