8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Sábado
Mayormente nublado
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
sábado 24 de septiembre de 2016, 01:00

Curuguaty es punta de lanza

Son tantas las aberraciones jurídicas y tan clara la intromisión de los poderes Ejecutivo y Legislativo en el Poder Judicial en el caso de Curuguaty (masacre y siguiente juicio), que el hecho histórico ocurrido en Marina Kue se convierte en una punta de lanza contra el sistema antidemocrático que tenemos y contra sus más altos personajes: presidente, senadores y diputados, jueces, fiscales y Corte Suprema de Justicia.

Curuguaty es afirmación del derecho de todo campesino a tener tierra para vivir y que es negado, de diversas maneras, a todos ellos.

Es descubrimiento de la corrupción existente en las instituciones estatales que descuidan inscripciones de tierras y se compran y venden en su ejercicio.

Es acusación contra el finado Riquelme, latifundista de tierras malhabidas y senador y presidente de la ANR.

Es denuncia contra el fiscal general del Estado, de los fiscales Jalil Rachid e Iliana Alcaraz y del Tribunal de Sentencia, todos con mal desempeño de sus funciones.

Es acusación contra la ANR, cuyos diputados y senadores votaron contra los campesinos de Curuguaty y a favor de la empresa Campos Morombí.

Es descubrimiento de las 40 hectáreas sembradas de marihuana en las tierras de Riquelme, que prueba la relación de latifundistas y narcos y que señala la pista del narcotráfico, que nunca fue investigada por los fiscales como causante de las 17 muertes.

Es señal de las ocho millones de hectáreas malhabidas y repartidas profusamente entre latifundistas y políticos con total impunidad.

Cito ahora solamente algunos datos sobre estos puntos. Más adelante, estos y otros serán profundizados con ayuda de especialistas.

Hoy lo que quiero decir es que la gran injusticia cometida contra los 6 policías y 11 campesinos inocentes masacrados en Marina Kue se vuelve como punta de lanza contra el sistema que la cometió.

Y tarde o temprano, más bien pronto, llegará el castigo.