5 de diciembre
Lunes
Despejado
21°
34°
Martes
Mayormente nublado
22°
32°
Miércoles
Mayormente nublado con tormentas
23°
32°
Jueves
Lluvioso
21°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
sábado 16 de julio de 2016, 01:00

Cuidacoches vuelca vehículo de funcionaria en Costanera

Alrededor de las 8.00 de ayer, Pánfilo Genes (60), que trabaja como cuidacoches en la Costanera, volcó un vehículo de una de sus clientas que trabajan en la Cámara de Diputados.

Según fuentes de la Policía Urbana y Turística, Genes recibió el encargo de la dueña de una camioneta Zotye Hunter para estacionarlo en inmediaciones de la Costanera, como lo hacen la mayoría de los funcionarios del Congreso.

El hombre, en su afán de encontrar rápido un lugar para estacionar el rodado, realizó un adelantamiento indebido al llegar al cruce de la avenida Costanera y Cauce Perú, por lo que perdió el control del vehículo y atropelló el paseo central, por lo que se produjo el vuelco.

El hecho causó problemas en el tráfico, que a esa hora de la mañana era bastante fluido. Enseguida, llegaron agentes de la Policía Urbana, que luego de unas averiguaciones constataron que el vehículo afectado pertenece a la funcionaria de la Cámara de Diputados María Liz Gutiérrez Ávalos.

Esta mujer está afrontando un proceso judicial por cobro indebido de honorarios, expedición de certificados sobre méritos y servicios de contenido falso y frustración de la persecución y ejecución penal.

Imputada. Gutiérrez Ávalos, jefa de Gabinete de la Oficina del diputado José María Ibáñez, se vio salpicada en el escándalo de los caseros del diputado, que están siendo investigados por cobrar mensualmente 2.500.000 guaraníes como funcionarios de la Cámara, pero según las investigaciones, en realidad eran caseros contratados por el legislador.

María Liz Gutiérrez en ese tiempo era la encargada del control de asistencia de los funcionarios.

Tras el percance, Pánfilo Genes fue llevado hasta la sede de la Policía Urbana y luego fue liberado ya que no se presentó ninguna denuncia en su contra.

La presencia de los cuidacoches que trabajan con los funcionarios del Congreso ya generó la indignación de los demás usuarios en más de una ocasión. Según automovilistas, los automóviles de los funcionarios tanto de la Cámara de Diputados como la de Senadores copan los estacionamientos públicos durante sus horarios laborales, sin dar oportunidad a que otros utilicen el espacio.