7 de diciembre
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
31°
Jueves
Lluvioso
21°
27°
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Mayormente nublado
19°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 1 de agosto de 2016, 19:52

Cuestionan el pedido para reabrir el caso por la denuncia de Nisman contra Fernández

Buenos Aires, 1 ago (EFE).- Una organización judía rechazó hoy la decisión de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas de pedir que se desarchive la denuncia que en 2015, cuatro días antes de morir, presentó el fiscal Alberto Nisman contra la entonces presidenta Cristina Fernández por presunto encubrimiento a terroristas.

La asociación Llamamiento Argentino Judío señaló en un comunicado que rechaza las "maniobras jurídicas instrumentadas por la DAIA", el brazo político de la comunidad judía local, "con el objetivo indudable de proscribir políticamente a diferentes funcionarios de la gestión que finalizó su mandato el 10 de diciembre de 2015".

"No puede interpretarse de otra manera la petición de reabrir la causa por la denuncia del fiscal Alberto Nisman hecha poco antes de morir, y que fuera desestimada por la Justicia por todas las instancias que le tocó transitar", dijo la organización, creada en 2015 y contraria a la conducción de la DAIA.

Fuentes de la DAIA confirmaron hoy a Efe que este martes acudirán a la Justicia para solicitar el desarchivo de la denuncia presentada por Nisman antes de morir y en la que acusó a Fernández (2007-2015) y a otros altos cargos de su Gobierno de presunto encubrimiento a los sospechosos del atentado contra la mutualista judía AMIA perpetrado en 1994 y en el que murieron 85 personas.

El juez que había descartado la denuncia hecha por Nisman, Daniel Rafecas, rechazó en marzo pasado un pedido de un fiscal para reabrir la causa, cuyo archivo por inexistencia de delito fue confirmado por la Cámara Federal de Buenos Aires y la de Casación Penal.

Nisman basaba su denuncia contra Fernández en el memorando de entendimiento suscrito entre Argentina e Irán en 2013 -que nunca entró en vigor- porque, a su juicio, buscaba encubrir a los sospechosos iraníes del ataque a la AMIA a cambio de impulsar el comercio bilateral.

El atentado contra la AMIA, en Buenos Aires, fue el segundo ataque terrorista contra intereses judíos de Argentina, después de que 29 personas murieran en 1992 al explotar una bomba frente a la embajada de Israel en la capital, atentado también atribuido a Hizbulá.