11 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
32°
Miércoles
Mayormente despejado
17°
30°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 1 de julio de 2016, 01:00

Cubrir canasta básica cuesta 20 salarios mínimos en Venezuela

AFP

CARACAS - VENEZUELA

Una familia de 5 miembros en Venezuela requiere 20 salarios mínimos para cubrir el costo de la canasta básica, cuyos productos escasean en 43,1%, según un estudio de una organización no gubernamental difundido ayer.

La cesta se incrementó en 18,5% en mayo con respecto a abril del 2016, alcanzando 303.615,59 bolívares: 485 dólares a la tasa oficial más alta y 291 dólares a la del mercado negro, informó el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros. Esa cifra equivale a 20 sueldos mínimos de 15.051 bolívares (24 dólares a tasa oficial y 14,4 a la del paralelo). A ello se suma un subsidio alimentario mensual de 18.583 bolívares, que no genera prestaciones sociales. El estudio señaló que la inflación anualizada (mayo de 2015-mayo de 2016) se ubicó en 608,6% y que 25 productos básicos, entre los cuales están la leche en polvo, carne, pollo y harina de maíz, presentaron problemas de escasez.

alta inflación. Una familia promedio en Venezuela, destaca la oenegé, gasta 74,6% de sus ingresos en alimentación.

La caída de los precios del petróleo ha agravado la crisis en un país que obtiene 96% de sus divisas de las exportaciones de hidrocarburos. La inflación alcanzó 180,9% en 2015, según el Banco Central, y está proyectada por el FMI en 720% para 2016. La encuestadora Datanálisis estima en 80% el desabastecimiento de alimentos básicos.

Por otro lado, las inversiones para satisfacer la demanda global de crudo requieren precios de entre 70 y 80 dólares por barril, estimó el ministro de Petróleo venezolano, Eulogio Del Pino. El funcionario dijo que la industria gasta cada año 600.000 millones de dólares en proyectos para mantener la producción, pero en el 2016 la mitad de esa inversión fue diferida ante las bajas cotizaciones. “Eso obviamente va a tener sus repercusiones en la producción”, advirtió el ministro.