21 de agosto
Lunes
Despejado
22°
Martes
Despejado
19°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Jueves
Parcialmente nublado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 2 de mayo de 2017, 01:00

Cuba marchó el 1 de mayo, el último del presidente Raúl Castro en el poder

El mandatario cederá el mando en febrero de 2018, tras impulsar una cauta y lenta apertura al mercado y restablecer las relaciones con Estados Unidos, el enemigo histórico de la Guerra Fría.

AFP

LA HABANA - CUBA

Millones de cubanos marcharon ayer 1 de mayo, el último con Raúl Castro al frente del gobierno, para proclamar lealtad al socialismo y en apoyo al presidente Nicolás Maduro, acorralado por protestas opositoras en Venezuela.

De 85 años y con 11 en el poder, Castro presidió el tradicional desfile en La Habana en su uniforme de general, aunque no habló a la multitud. El mandatario cederá el mando en febrero de 2018, tras impulsar una cauta y lenta apertura al mercado y restablecer relaciones con Estados Unidos, el enemigo histórico de la Guerra Fría.

Aun cuando seguirá al frente del Partido Comunista de Cuba –el único legal en este país de 11,2 millones de habitantes–, su relevo significará, en teoría, el fin del ciclo de casi seis décadas con 2 gobernantes: Fidel y Raúl Castro, los hermanos que triunfaron con la Revolución de 1959. "No creo que los cubanos estén preparados para aceptar otro presidente. La gente lo aceptará aunque con recelo al principio hasta que demuestre capacidad", señaló Mariana González, una economista de 28 años que participó en la marcha. En todo el país se recordó a Fidel, fallecido en noviembre de 2016, con gigantografías y lemas alusivos a la lealtad con su legado.

Poco antes de comenzar el acto en La Habana, un hombre fue llevado a la fuerza por agentes que lo corretearon, tras ondear una bandera de EEUU. Según 14ymedio, portal de la Yoani Sánchez, el hombre fue detenido hace un año por un gesto parecido al arribo del primer crucero de EEUU después de 50 años. Las autoridades no suelen pronunciarse sobre este tipo de incidentes.

Relevo incierto. Este 1 de mayo fue el último que encabezó Castro como jefe de Estado. Los cubanos no saben quién lo sucederá mientras lidian con la recesión económica que desató la crisis venezolana.

En 2016 el PIB se contrajo 0,9% y el gobierno parece haber congelado la reforma iniciada en 2008, que ha permitido un tímido ascenso del sector privado y la llegada a cuentagotas de inversión extranjera. Castro está al frente del partido del que saldrá su sucesor, en un complejo proceso de elecciones que empezará en noviembre. "La incertidumbre para 2018 es muy alta. Uno podría esperar un proceso de continuidad, pero no con la misma velocidad con la cual han venido los cambios, porque eso no ha dado resultados", indicó Pavel Vidal, ex funcionario del Banco Central de Cuba y académico de la Universidad Javeriana de Colombia.

A los 56 años, el vicepresidente Miguel Díaz-Canel –quien acompañó este lunes a Castro en la tarima– es quien más suena para ocupar la presidencia, aunque no pocos reparan en su falta de influencia dentro de las Fuerzas Armadas.

El académico cubano Arturo López-Levy, autor del libro Raul Castro and the New Cuba: A Close-Up View of Change, cree que el actual presidente seguirá influyendo en el destino de la isla.