22 de agosto
Martes
Despejado
19°
25°
Miércoles
Despejado
24°
33°
Jueves
Mayormente nublado
24°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 3 de mayo de 2017, 13:32

Cuba lanza una campaña contra el acoso homofóbico y transfóbico en escuelas

La Habana, 3 may (EFE).- El Centro Nacional de Educación Sexual de Cuba (Cenesex), dirigido por Mariela Castro, iniciará este 2017 una campaña contra el "bullying" o acoso homofóbico y transfóbico en las escuelas, en alianza con organizaciones de la sociedad civil y el Ministerio de Educación (Mined) de la isla.

La campaña se dio a conocer hoy dentro de las actividades por la Décima Jornada Cubana contra la Homofobia y la Transfobia, que se celebrará desde este miércoles hasta el 17 de mayo, anunció hoy a la prensa Mariela, hija del presidente cubano Raúl Castro.

Aunque no hay registros cuantitativos y Cuba se vea en un nivel "bastante bajo" en este fenómeno con respecto a otros países, no significa que no exista este tipo de violencia, señaló Castro, directora del Cenesex desde 2000.

"No es importante la cantidad, es importante la vivencia de cada persona. Este comportamiento discriminatorio hace mucho daño. Por eso es que hemos elegido para trabajar este ámbito tan importante de la comunidad, de la sociedad, como es la escuela", explicó.

La estrategia educativa comenzará a aplicarse en la enseñanza primaria, la preuniversitaria y en los centros formadores de maestros, con el objetivo de ayudar a identificar el fenómeno en sus diferentes manifestaciones.

"Creo que tenemos el deber como institución encargada de estas tareas, (...) para ayudar a la familia a entender de qué se trata, ayudar a las niñas y los niños, a los adolescentes, los jóvenes, y todo el personal de la institución escolar", indicó la sexóloga.

"Por escuelas sin homofobia ni transfobia" es el lema de la Décima Jornada Cubana contra esa lacra, que tendrá el sábado 13 de mayo la ya tradicional Conga, protagonizada por activistas a favor de los derechos de la comunidad LGTBI en La Habana.

Esta celebración se repetirá el 17 de mayo, Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia, en la ciudad de Santa Clara (centro de la isla), donde tuvo lugar la primera de estas Jornadas en la isla, hace diez años.

En el amplio programa del evento se incluyen además exposiciones de fotografía, una muestra cinematográfica en conjunto con el Ministerio de Desarrollo Social de Uruguay, conferencias magistrales paneles teóricos y dos galas.

Entre los mayores logros del Cenesex en la última década, Castro señaló el espacio cada vez mayor que han ganado los temas impulsados por ese centro en los medios cubanos, todos estatales, y lograr que se discutan dentro de las reuniones del gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC, único) y en la Asamblea Nacional.

En declaraciones recientes a medios españoles, Mariela Castro admitió que no fue sencillo trabajar por los derechos del colectivo LGTBI en Cuba, una sociedad históricamente machista, e "involucrar a personas heterosexuales para ir normalizando que la libre condición sexual es la normalidad".

Aseguró que dialogó mucho con su tío, el fallecido expresidente cubano Fidel Castro, "un hombre de su tiempo, es decir, educado en la homofobia" al que vio "evolucionar en sus discursos" y subrayó que no logró "convencer a nadie por ser la hija de Raúl Castro o la sobrina de Fidel, sino con argumentos y aprendizaje".

El Cenesex es una institución estatal que ha impulsado en Cuba las operaciones de cambio de sexo, los derechos laborales de la comunidad LGBTI y promueve actualmente ante el Parlamento de la isla un proyecto de ley que modificaría el Código de Familia vigente, con aspectos como la unión legal entre parejas del mismo sexo.

Por su labor, el Cenesex y su directora recibieron en mayo de 2016 en La Habana el premio "Únete al Compromiso con la Igualdad y la No Violencia de Género", concedido por el Sistema de las Naciones Unidas en Cuba.

En abril el Centro fue elogiado por la relatora especial de Naciones Unidas sobre la trata de personas, Maria Grazia Giammarinaro, en su visita a Cuba, la primera a la isla en 10 años de un investigador independiente enviado por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.