23 de agosto
Jueves
Despejado
24°
36°
Viernes
Despejado
23°
34°
Sábado
Muy nublado
21°
35°
Domingo
Mayormente nublado
21°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 15 de febrero de 2017, 11:27

Cuba cedió a la "chatarra cultural" en su Feria del Libro, reconoce el ministro de Cultura

La Habana, 15 feb (EFE).- Cuba cedió a la "chatarra cultural" foránea y a las ofertas comerciales en su Feria del Libro ante el "retroceso" del hábito de lectura en el país, reconoció el ministro de Cultura de la isla, Abel Prieto, quien abogó por detener esta "distorsión", según publican hoy medios oficiales cubanos.

Preguntado por el diario estatal Juventud Rebelde sobre la inclinación de la Feria a la literatura comercial, Prieto señaló que el "retroceso que ha habido en la lectura en el país se combinó con cierto espíritu pragmático" lo cual provocó que se añadieran ofertas comerciales, artesanales y gastronómicas a las literarias.

"Cuando se mira a lo largo de los años, cuando se compara con las Ferias originales, el fenómeno sí se nota más. Se hicieron concesiones a los expositores extranjeros, a los que traían a Walt Disney y la chatarra cultural. Esa distorsión existe y hay que pararla", apuntó.

Prieto, que regresó el año pasado a la cartera de Cultura tras ser asesor del presidente Raúl Castro, insistió en que el evento es "un espacio para los libros, para la lectura, para las artes. Es un hecho cultural".

"La mercadotecnia desmedida puede convertir en una caricatura aquel sueño fundacional de Fidel. No lo podemos permitir", dijo el ministro.

Con el fin de promover el hábito de lectura en los cubanos, Prieto explicó que estudian una estrategia para "recuperar terreno" e "inducir al joven hacia el libro", para lo cual confían en las ediciones digitales distribuidas gratis en la Feria del Libro, considerada el evento cultural más importante del año en la isla.

Según el titular de Cultura cubano "no todo son malas noticias".

El ministro puso como ejemplo los diez libros más vendidos en la edición pasada de la Feria del Libro, ninguno de ellos "mediocre o superficial".

Entre los volúmenes más buscados por los lectores en 2016 estuvieron la biografía "Raúl Castro, un hombre en Revolución", la novela "La piedra de rapé", del uruguayo Daniel Chavarría y la edición cubana de "1984", de George Orwell, publicada en Cuba por primera vez desde que fuera presentada en 1948.

Destacó que este año, en la sede principal de la fortaleza de La Cabaña, se nota "un ambiente más cultural" sin los "afiches esos de (Lionel) Messi, de los deportistas, de los animados" que traen a La Habana las editoriales extranjeras junto a otros productos, muy llamativos frente a las austeras ediciones estatales.

Prieto recordó la "semilla" que sembraron Fidel Castro y la Revolución, que impulsó desde sus inicios la alfabetización y la buena literatura al alcance de todos los bolsillos, y dijo que "aunque mucha gente ahora no lee y prefieren los audiovisuales", todavía "hay una semilla que da frutos".

"En el mundo entero el libro se ha convertido en una mercancía. (...) Nosotros no pensamos así. Seguimos subvencionando el libro en este país. Puede ser que los precios hayan subido en los últimos tiempos, pero ninguno cubre su costo de producción. Es subvencionado por una decisión del Gobierno Revolucionario, que considera que la lectura y el conocimiento son derechos", sostuvo.

El ministro subrayó que deben "trabajar para que no queden en el vacío, para que aquellas famosas palabras de Fidel, 'no le decimos al pueblo cree, le decimos lee' (...), no se disuelvan y pierdan su sentido".

Un 42,4 % de los jóvenes universitarios cubanos tiene poco interés por la literatura, mientras que un 4,5 afirma que no le atrae en absoluto leer, según una encuesta del Observatorio del Libro y la Lectura de la isla aplicada a 1.423 estudiantes de nivel superior.

La 26 Feria del Libro de Cuba abrió formalmente el pasado jueves en La Habana con homenajes al fallecido Fidel Castro.

En La Habana cerrará el próximo 19 de febrero para luego extenderse por todo el país y concluir en Santiago de Cuba en abril próximo.

De acuerdo con los organizadores, para este año se publicaron 700 nuevos títulos, replicados en más de 3 millones de ejemplares.

La cita literaria está dedicada en esta ocasión a Canadá como país invitado de honor y a la figura y obra de Armando Hart, exministro de Cultura y uno de los colaboradores más cercanos de Castro.

En su segmento habanero, el de agenda más ajetreada y en el que participan mayor número de invitados extranjeros, la cita literaria propone un programa oficial en el que destacó la presencia de la laureada autora canadiense Margaret Atwood y dentro del que se prevé mañana la participación del presidente irlandés, Michael Higgins.