11 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
32°
Miércoles
Mayormente despejado
17°
30°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 1 de agosto de 2016, 01:28

Cuatro muertos en el ataque talibán a un hotel en Kabul

Kabul, 1 ago (EFE).- El ataque suicida talibán a un hotel en Kabul, en el que murieron al menos los tres atacantes y un policía, finalizó hoy tras la explosión de un camioneta cargada de explosivos y varias horas de tiroteos, informaron a Efe fuentes oficiales.

El ataque comenzó a la 1.25 hora local (20.55 GMT) y, según las autoridades, finalizó esta mañana, después de que las fuerzas de seguridad mataran a dos insurgentes que se habían atrincherado, dijo el jefe del Departamento de Investigación Criminal de Kabul, Faraidon Obaidi.

"Como resultado del tiroteo, un policía murió y otros tres resultaron heridos. No ha habido más víctimas en el área", añadió Obaidi.

La fuente policial aclaró que en el recinto del ataque, un gran complejo con diversos campos (espacios con residencias), había varios extranjeros, pero ninguno de ellos resultó "ni siquiera herido", aunque sí se produjeron "daños a la propiedad".

El portavoz del Ministerio de Interior afgano, Sedi Sediqqi, confirmó en su cuenta de Twitter que "las fuerzas especiales de la Policía abatieron a tres terroristas envueltos en el ataque" y añadió que están "evaluando" la situación.

Sediqqi felicitó a continuación a las fuerzas especiales de la Policía afgana por su "rápida respuesta" al ataque.

Los talibanes reivindicaron la acción y aseguraron en un comunicado que el ataque suicida comenzó con la detonación de una camioneta llena de explosivos contra el Hotel North Gate, donde estaban alojados los "invasores americanos".

"Después de que las vallas de seguridad fueran destruidas por la explosión, varios muyaidines armados con armas ligeras y lanzacohetes entraron en la casa de huéspedes y realizaron un ataque moral contra los enemigos", señalaron.

Kabul ha sido reiteradamente escenario de ataques mortales en los últimos meses.

Hace diez días sufrió un mortífero ataque del grupo Estado Islámico (EI) contra una manifestación de la minoría étnica hazara de religión chií, que dejó 80 muertos y más de 300 heridos.

En abril, los talibanes lanzaron otro ataque dirigido contra los órganos de inteligencia en la capital que provocó 64 muertos y más de 300 heridos.