25 de septiembre
Viernes
Parcialmente nublado con chubascos
17°
21°
Sábado
Chubascos
17°
25°
Domingo
Parcialmente nublado
21°
31°
Lunes
Parcialmente nublado
19°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
martes 25 de julio de 2017, 01:00

Crimen organizado copa la frontera por “complicidad de autoridades”

La creciente violencia entre bandas del crimen organizado en la frontera seca, especialmente en Pedro Juan Caballero, empeora, con la “complicidad de policías y fiscales”, y también con la implicancia de políticos de la zona, según el senador Robert Acevedo, oriundo de la capital del Departamento de Amambay.

“No veo futuro” -dijo el legislador liberal- a esta parte del país, que declara abandonada por el Gobierno en materia de seguridad. Aseguró que la situación se agrava por el gran poder económico de los narcotraficantes, cuya guerra entre facciones “no va a parar”.

El trabajo de la Fiscalía se reduce al levantamiento de cadáveres y no hay investigación, por lo que “nunca aclaran los asesinatos”, dijo Acevedo. Ante dicha situación, los narcos se pasean por las calles pedrojuaninas con fusiles de asalto, apuntó.

En el mismo sentido opinó el presidente de la Cámara de Industria, Comercio y Turismo de Pedro Juan Caballero, abogado Alejandro Benítez, al mencionar que no existe control ni trabajo de prevención, citando como ejemplo que circulan por la ciudad vehículos polarizados con hombres armados dentro y nadie los molesta. “Necesitamos prevención”, reclamó a la 730 AM. “Nuestras autoridades policiales, encargadas de realizar la investigación, de brindarnos seguridad a los ciudadanos, están con los ojos vendados”, señaló Benítez.

Por su parte, el coronel retirado Édgar Servín, experto en seguridad, vaticina que la escalada de violencia seguirá y reconoce que será difícil luchar contra el crimen organizado en este año electoral, ya que las autoridades sólo atienden sus intereses personales y no se tienen políticas de lucha serias contra el avance del crimen organizado en la frontera.

MERCADO APETECIBLE. La búsqueda del dominio está motivado principalmente por la alta demanda de la droga en Brasil. Según datos manejados por autoridades antinarcóticas, una tonelada de pasta base al mes se consume en el vecino país; cubrir el mercado en gran parte es lo que buscan las organizaciones criminales del Brasil, cuyos hombres se van instalando en la frontera seca.

Los principales son el Primer Comando Capital (PCC) el Comando Vermelho (VC), y el Primer Grupo Catarinense, que coparon la frontera y para dominar el territorio están eliminando a todos los hombres que molestan o que no se someten a las organizaciones, según investigadores de estos grupos criminales.

Entre ellos se encuentra el supuesto capo del narcotráfico, Jarvis Ximenes Pavao, recluido en la Agrupación Especializada, cuya organización sigue intacta y operando, de acuerdo a estas fuentes, que ven a Pedro Juan Caballero con un negro panorama.

Con la muerte de Jorge Rafaat Toumani, supuestamente Pavão tenía intención de dominar el territorio, por lo que decidió presuntamente ordenar su asesinato.

Rafaat era el padrino de la zona, daba la venia para que los grupos criminales operen en Pedro Juan Caballero, y este poder que tenía Rafaat es lo que el PCC no permitiría que tenga un posible sucesor del capo. Una de las hipótesis del crimen múltiple de ayer relaciona al crimen de Jorge, pero autoridades sostienen que no sería en venganza, sino para mantener el mercado y poder que dejó Rafaat.