24 de septiembre
Viernes
Parcialmente nublado con chubascos
17°
21°
Sábado
Chubascos
17°
25°
Domingo
Parcialmente nublado
21°
31°
Lunes
Parcialmente nublado
19°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
lunes 15 de mayo de 2017, 01:00

Crean la primera asociación de ex reos con miras a reinserción social

Exi con dignidad se llama el programa que nuclea a unas 170 personas que alguna vez estuvieron privadas de su libertad. Ya cuentan con local propio y tienen el apoyo de personas solidarias.

"Cuando salí de la cárcel, me encontré con un viejo compañero; intercambiamos números de teléfono, pero cuando le escribí me di cuenta que me bloqueó. Es una de las adversidades que pasa un ex presidiario", contaba Dante Freire, que está al frente de Exi con dignidad, un programa de tratamiento pospenitenciario dirigido íntegramente por personas que estuvieron privadas de su libertad y que actualmente cuenta con 170 miembros que estuvieron alguna vez en una de las cárceles del país.

Todo comenzó con la creación de un grupo de WhatsApp realizado por Freire, que recuperó su libertad en el 2010, luego de estar seis años en prisión.

El hombre, abogado de profesión, hoy en día es el presidente de la asociación que semanas atrás inauguró también su sede, donde podrán acudir las personas que salen de la cárcel y buscan reinsertarse en la sociedad, encontrando un trabajo digno con el que puedan mantener a su familia.

Aseguró que es vital la organización para que los internos puedan volver a sentirse útiles a la sociedad y tengan la menor posibilidad de reincidir en el delito. "Al principio, el grupo se creó solo para conseguir trabajo, pero luego vimos que era necesaria la creación de una asociación", expresó Freire, quien resalta que es la primera asociación formada por ex internos en el país, ya que se tuvo una experiencia en los años 90, pero no llegó a prosperar.

Además de la casa donde se tiene lugar para recibir temporalmente a unas doce personas que hayan recuperado su libertad y no tengan dónde ir, la asociación también tiene pensado brindar asistencia sicológica y espiritual a las personas que se acerquen.

Si bien asegura que ya se divorció de la cárcel, Andrés López Contreras recuerda que estuvo por tenencia de estupefacientes 4 años y seis meses en Tacumbú, donde pasó los peores años de su vida. Actualmente es el encargado del local de la asociación y siente que le están dando una nueva oportunidad. "Soy electricista, artesano, me especialicé en forrado de termos, soy plomero. Salí con muchas profesiones de la cárcel y ahora tengo esta oportunidad de manejar todo como encargado. Queremos ayudar a los que van a salir. Si estuviste muchos años adentro ni sabés cómo es el mundo afuera; algunos pierden hasta a sus familias y a ellos queremos ayudar", expresó.

Además de ofrecer trabajo y albergue a los ex internos, la asociación brinda ayuda sicológica, atención médica y espiritual a las personas que deseen acercarse.

Además de Freire y López, trabajan de cerca en el programa Julio Bartra, César Pastor Martínez (hombre que publicó libros estando recluido), Delia Gavilán, Justo López, entre otros.