7 de diciembre
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
30°
Jueves
Lluvioso
21°
27°
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Mayormente nublado
19°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 24 de agosto de 2016, 17:52

Costa Rica, pionero en conservación que protege el 26 % de su territorio

Guanacaste (Costa Rica), 24 ago (EFE).- Costa Rica, con una extensión de 51.100 kilómetros cuadrados y un 26 % del territorio nacional bajo protección, se ha convertido en un pionero en conservar los recursos naturales que alberga, dijeron fuentes ambientalistas en el Día Internacional de Parques Nacionales.

El país centroamericano, que acoge el 4,7 % de la biodiversidad del planeta, cuenta con un total de 169 Áreas Silvestres Protegidas, que se distribuyen en parques nacionales, reservas biológicas, naturales absolutas y forestales, humedales, refugios de vida silvestre, zonas protectoras y otras categorías.

En el marco del Día Internacional de Parques Nacionales, Costa Rica celebra la inversión para el fortalecimiento y mejora de los planes de manejo, la construcción de puentes, senderos, muelles, estaciones para guardaparques, así como compra de equipo para labores de control y recuperación de los ecosistemas.

"Hoy queremos divulgar que las Áreas Protegidas reciben a los turistas y queremos hacer ver que en las cuentas nacionales el capital natural que tiene este país es la base de todo su desarrollo y por eso vale la pena protegerlo y cuidarlo", expresó a Efe el director de Áreas Silvestres Protegidas de la zona de conservación Arenal-Tempisque, Celso Alvarado.

El impulso de planes turísticos, que es la principal fuente económica del país, estrategias para el manejo de residuos, así como la titulación de tierras a manos del Estado son vitales para consolidar la conservación de los parques.

Según explicó a Efe la directora ejecutiva de la Asociación Costa Rica por Siempre, organización que procura la conservación, Zdenka Piskulich, el país se mantiene a la vanguardia en comparación con otras naciones porque "aún con un territorio pequeño ha demostrado ser eficiente".

"Para que un sistema de áreas protegidas funcione es necesario un cambio de paradigma, siempre se ha dicho que hace falta más dinero para cubrir temas de urgencia, pero siempre vamos a tener urgencias, y hay que pensar en planificar bien las cosas a mediano y largo plazo", afirmó Piskulich.

Un ejemplo de las labores realizadas es el Parque Nacional Volcán Tenorio, ubicado en la provincia de Guanacaste, que cuenta con una extensión de 18.402 hectáreas y que se distingue por la catarata de Río Celeste, sus fumarolas, hervideros y aguas termales.

En esta área, la Asociación Costa Rica por Siempre financia el levantamiento de topografía y elaboración de planos para inscribir la tierra a nombre del Estado, así como la colocación de rotulación educativa y mejora de senderos.

Por otra parte, en el Parque Nacional Palo Verde, que tiene una extensión de 16.804 hectáreas y es una zona de humedales que permite la observación de aves, se trabaja en la aplicación sistemática de técnicas para controlar algunas especies de plantas que invaden y que cubren los espejos de agua, como la "Typha".

Entre los retos que enfrenta Costa Rica se encuentra conservar el ecosistema marítimo, ya que actualmente menos del 2 % del mar está bajo alguna protección, así como brindar un mayor control y vigilancia al crimen organizado.

"Existe mucha problemática de cacería y extracción de especies valiosas como el cocobolo, una madera que se vende por kilo en países como China, Japón y otros lugares de Asia, y lo compran como si fuera el marfil de los elefantes", afirmó Alvarado.

Con este panorama, para las autoridades ya no solamente es necesario que los guardaparques salgan a patrullar caminando o a caballo, sino que se necesita de un impulso de las nuevas tecnologías para que accedan a drones, radares, o sistemas más modernos.

Los trabajos de Costa Rica en conservación se dan con el objetivo de fortalecer los parques nacionales y al mismo tiempo mejorar las condiciones de quienes trabajan en la zona y de los turistas que visitan el país con el fin de observar toda su belleza natural.

María José Brenes