26 de mayo
Miércoles
Lluvioso
19°
25°
Jueves
Lluvioso
17°
25°
Viernes
Cubierto
13°
24°
Sábado
Parcialmente nublado
10°
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 17 de marzo de 2017, 15:13

Correa dice que se investiga la actividad de las empresas "offshore" del candidato opositor

Quito, 17 mar (EFE).- El dirigente de Ecuador, Rafael Correa, dijo hoy que el Servicio de Rentas Internas (SRI) investiga posibles actividades ilegales de empresas "offshore" del candidato opositor a la Presidencia del país, Guillermo Lasso.

Correa, en una entrevista a Brisa TV y Radio Amor 89.3 FM en Santa Elena (oeste del país), habló de una posible "evasión", pero no precisó nombres de empresas ni actividades específicas, si bien se refirió a una "supuesta inversión extranjera" con "su propia plata, que la tienen afuera".

"Por eso están proponiendo zonas francas para, si la traen (la plata), exonerada de impuestos, y al primer estornudo del país la vuelven a sacar", agregó.

El gobernante se refirió también a una información publicada por el medio argentino Página 12 que vincula a Lasso con "por lo menos, 49 empresas" en paraísos fiscales, lo que constituye "una vergüenza", según el gobernante.

"No sé si llamarlo Guillermo Lasso o señor Positano porque ese es el nombre que utiliza para esconder sus empresas 'offshore'", declaró Correa, quien indicó que también usa otros nombres de ciudades como Montpellier y Berlín.

Añadió que "son fideicomisos para esconder inversiones y empresas de este señor en el extranjero y decenas, si no centenas, de millones de dólares".

En su opinión, lo que ha publicado Página 12, al que calificó de "un periódico muy serio argentino", es algo "gravísimo" porque, aunque se pueda decir que tener empresas en el exterior no es ilegal, "es una vergüenza".

Lasso, candidato del opositor movimiento CREO (centroderecha) se medirá al aspirante de la oficialista Alianza País (AP, izquierda) Lenín Moreno el 2 de abril en la segunda vuelta de las elecciones para suceder en la Presidencia a Correa, quien dejará el poder tras gobernar Ecuador durante diez años.