23 de julio
Domingo
Despejado
20°
31°
Lunes
Despejado
20°
33°
Martes
Parcialmente nublado
17°
32°
Miércoles
Despejado
17°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
ETC
viernes 14 de julio de 2017, 17:34

Corona tranquila del Sol domina las contribuciones de radiación ultravioleta

La corona tranquila del Sol domina las contribuciones a la radiación ultravioleta extrema (EUV), mientras que las regiones activas crean una alta variabilidad a lo largo del ciclo solar, según un estudio publicado este viernes en la revista especializada Science Advances.
EFE

La investigación, realizada por la Universidad Aberystwyth (Gales) y dirigida por el profesor de la institución Huw Morgan, se basó en el análisis de miles de mediciones de la observación que la NASA ha hecho del Sol desde 2010 con el objetivo de saber más sobre la corona solar, la parte más externa de la atmósfera del Sol.

En particular, se centró en las contribuciones estimadas de la llamada corona tranquila y las regiones activas para la EUV.

Esta corona solar es clave para entender qué es lo que impulsa el ciclo solar, cómo este ciclo afecta la luz y el calor generado por el Sol y cómo los cambios relacionados con el ciclo pueden afectar a la Tierra.

El estudio examinó las observaciones de EUV de la NASA desde mediados de 2010 al 2017, que comprende gran parte del ciclo solar de aproximadamente 11 años en el que la corona fluctúa del mínimo solar a su máximo, cuando las manchas solares son más pronunciadas debido a una actividad magnética intensa.

La misión de la NASA observó las regiones activas de las áreas de vida más corta, caliente y de alta masa, de actividad magnética aumentada asociadas con las manchas solares, así como las regiones que forman el llamado "Sol silencioso", menos activo.

En anteriores estudios, se limitaron en gran medida a regiones particulares o conjuntos de datos más pequeños.

La principal medida de emisión, una cantidad relacionada con la distribución del plasma y de la temperatura, en la "corona silenciosa" y las regiones activas permaneció "notablemente constante", según el estudio.

Sin embargo, las manchas solas no pueden predecir la irradiación EUV, y son necesarias las mediciones continuas del Sol.