7 de diciembre
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
31°
Jueves
Lluvioso
21°
27°
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Mayormente nublado
19°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 5 de julio de 2016, 23:58

Corea del Sur duplicará los altavoces de "guerra psicológica" contra el Norte

Seúl, 5 jul (EFE).- Corea del Sur anunció hoy que duplicará el número de altavoces que emiten propaganda política en la frontera con Corea del Norte, una acción que podría generar una fuerte tensión en la zona después de las recientes amenazas del régimen de Kim Jong-un.

"Tenemos planeado instalar hasta finales de año diez nuevas torres de transmisión por altavoces" que se sumarían a las once existentes a lo largo de la frontera del paralelo 38, indicó a Efe un portavoz del Ministerio de Defensa de Seúl.

El refuerzo de la "guerra psicológica" de Seúl es una respuesta a los últimos lanzamientos de misiles de Corea del Norte, en especial el llevado a cabo hace dos semanas con el potente proyectil de medio alcance Musudan, indicó el portavoz.

Los altavoces, que emiten desde mensajes en contra del régimen de Kim Jong-un hasta canciones de pop surcoreano o incluso seriales radiofónicos, se pueden escuchar hasta a diez kilómetros al otro lado de la frontera, aunque Corea del Norte también ha instalado sus propios sistemas de sonido para contrarrestar.

El anuncio de Seúl llega solo unas horas después de que Pyongyang precisamente formulara una amenaza contra las "provocaciones" de Corea del Sur en la zona fronteriza.

El régimen de Kim Jong-un amenazó con imponer un "merecido castigo" a Seúl y Washington por haber creado una situación "al borde de la guerra" en la línea de demarcación militar (LDM) que divide en dos la península coreana, según un comunicado del Ejército Popular publicado por la agencia estatal de noticias KCNA.

"La zona desmilitarizada de la LDM se ha convertido en el principal lugar donde una chispa puede desencadenar una guerra total en cualquier momento", expuso el comunicado, suscrito por la misión del Ejército Popular en la aldea fronteriza de Panmunjom.

Corea del Norte condenó concretamente las emisiones con altavoces del Sur "de hasta 16 horas al día" y el lanzamiento de panfletos políticos en globos aerostáticos "para calumniar maliciosamente la dignidad de la dirección suprema de la RPDC, su sistema social y la vida de las personas".

Los nuevos acontecimientos hacen prever un posible aumento de la tensión militar entre ambas Coreas, en un momento en el que los ánimos se habían calmado tras una etapa de fuertes amenazas y hostilidades en marzo y abril.

Norte y Sur se encuentran técnicamente enfrentadas desde la Guerra de Corea (1950-53), que concluyó con un armisticio nunca reemplazado por un tratado de paz definitivo.