18 de agosto
Viernes
Mayormente nublado
20°
24°
Sábado
Poco nublado con tormentas
15°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
22°
Lunes
Despejado
10°
22°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 9 de abril de 2017, 00:25

Corea del Norte califica de "inaceptable" el bombardeo de EEUU a Siria

Seúl, 9 abr (EFE).- Corea del Norte condenó "enérgicamente" el bombardeo de Estados Unidos en Siria por considerarlo una "agresión absolutamente inaceptable" a un Estado soberano que justifica el desarrollo nuclear de Pyongyang.

"El ataque de misiles de EEUU contra Siria es una clara e imperdonable agresión contra un estado soberano que nosotros condenamos de manera enérgica", asegura un comunicado del ministerio de Exteriores norcoreano publicado hoy en la agencia estatal de noticias KCNA.

El texto fechado el 8 de abril asegura que a Corea del Norte, que considera a Siria como un aliado, no le sorprende que esta acción militar de EEUU se haya interpretado "como una advertencia a nosotros" y sostiene que se trata de una muestra más de que "nos tenemos que defender de la agresiones imperialistas".

"La realidad de hoy es que nuestra decisión de fortalecer notablemente nuestro poder nuclear para responder a los ataques de fuerza es la elección la correcta", señala el comunicado.

En este sentido, el texto apunta que la administración Trump como el resto de Gobiernos de EEUU "han perpetrado ataques solo a aquellos países que no tienen armas nucleares".

"Nuestro tremendo músculo militar con una fuerza nuclear como eje sirve como una espada de justicia valiosa capaz de frustrar las desvergonzadas y arbitrarias prácticas de Estados Unidos", recoge la KCNA.

El pasado jueves, Estados Unidos bombardeó una base militar en Siria como represalia al supuesto uso de armas químicas por parte del Gobierno de Bachar al Asad.

Las fuerzas militares estadounidenses lanzaron decenas de misiles de crucero contra la base desde donde creen que se lanzó el ataque químico en la ciudad de Homs del pasado martes, en el que murieron más de 80 personas.

El ataque, que se llevó a cabo mientras Trump cenaba con el mandatario chino, Xi Jinping, en el resort de Mar-a-Lago (Florida), fue no solo un aviso para Siria, sino también para China para que presione a Corea del Norte por sus provocaciones, según indicó este sábado una fuente de la Casa Blanca al diario The Washington Post.