3 de diciembre
Domingo
Mayormente despejado
19°
30°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 7 de julio de 2016, 20:32

Corea del Norte califica como "declaración de guerra" las sanciones de EE.UU.

Seúl, 8 jul (EFE).- Corea del Norte afirmó hoy que las sanciones impuestas por EE.UU. a su líder, Kim Jong-un, por vulnerar los derechos humanos constituyen "una declaración de guerra", y amenazó con "duras represalias" a menos que Washington retire estas medidas.

El régimen norcoreano reaccionó así a la medida anunciada el martes por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, que incluye por primera vez a Kim Jong-un y a otros diez altos cargos norcoreanos en la lista de líderes amonestados por Washington por abusos de los derechos humanos.

"Se trata un acto de máxima hostilidad y de una declaración abierta de guerra contra la RPDC (República Popular de Corea del Norte)", afirmó el Ministerio norcoreano de Exteriores en una declaración recogida por la agencia estatal de noticias KCNA.

"Estados Unidos debería retirar de forma inmediata e incondicional esta iniciativa que osa dañar la dignidad del liderazgo supremo de la RPDC", señala Pyongyang, que también acusa a Washington de cometer "un crimen que nunca podrá ser perdonado".

El régimen norcoreano amenaza con "cortar todos los canales para el contacto diplomático" entre ambos países en el caso de que Estados Unidos rechace su petición de retirar las sanciones.

Asimismo, el ministerio norcoreano de Exteriores advierte de que "tomará las represalias más duras para contrarrestar la hostilidad de Estados Unidos", y señala que la ofensiva de Washington "ha alcanzado su máxima fase al dañar la dignidad" del líder norcoreano.

Las sanciones del Departamento del Tesoro afectan a Kim Jong-un, otros diez funcionarios norcoreanos y cinco entidades del país, y resultan en la congelación de las propiedades que puedan tener bajo jurisdicción estadounidense y la prohibición a los ciudadanos de EE.UU. de implicarse en transacciones financieras con ellos.

Su gran valor simbólico reside en la inclusión de Kim Jong-un en la lista de líderes sancionados por Estados Unidos en el pasado por abusos de derechos humanos, como el sirio Bachar Al Asad, el libio Muamar Al Gadafi, el iraquí Sadam Hussein y el zimbabuense Robert Mugabe.

En la práctica, se espera que dificulten aún más las transacciones de Corea del Norte en bancos y entidades financieras internacionales y acaben con el "anonimato" bajo el que operaban muchos de los funcionarios identificados el martes como violadores de derechos humanos, según Washington.