21 de agosto
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
18°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Jueves
Despejado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
viernes 21 de julio de 2017, 01:00

Contaminado arroyo se tragó puente y amenaza con desplomar viviendas

En crítica situación están varias familias que habitan los altos barrancos del arroyo Paraguarí, en el barrio Roberto L. Petit, debido a la falta de muros de contención, ya que ello deriva en que los terrenos de sus viviendas vayan siendo carcomidos de manera progresiva por el caudaloso torrente que se forma en los días de lluvia.

En 22 Proyectada y Paraguarí, el panorama es aún más crítico, ya que debido a la carencia de esa infraestructura de piedra bruta, las aguas que suben varios metros y corren con tremenda fuerza ya echaron al fondo del contaminado cauce un puente peatonal y agrietan murallas y dependencias de las casas del lugar.

El referido paso desplomado servía para conectar a este punto con otras áreas de la ciudad, como los barrios Obrero y Tacumbú, hasta donde la gente va, ya sea para ir a la penitenciaría, al Centro de Salud San Alfonso, la FOPE, entre otros lugares.

Flora González, de la Comisión Vecinal Amistad, señaló que hace más de dos años atraviesan por este problema y a pesar de los reclamos ante la Municipalidad de Asunción e incluso el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), el inconveniente continúa.

“Cada día que pasa el peligro es mayor. Tenemos hijos o personas de edad que están en peligro. Muchas casas ya están al borde del abismo. Urgimos una respuesta a las autoridades”, sentenció.

Julia Arasari, una de las vecinas de este olvidado sector capitalino, indicó que en cada precipitación, el riesgo de que sus construcciones se derrumben es cada vez más alto.

“Varias piezas de mi casa ya tienen profundas fisuras, al igual que las murallas. También en los patios se observa que todo está socavado y que se puede derrumbar en cualquier momento. Tenemos mucho miedo. Aquí puede pasar cualquier cosa”, lamentó.

“Hoy día estamos casi incomunicados y si queremos ir hacia otros sitios, tenemos que rodear todo por varias cuadras con la posibilidad de ser asaltados”, puntualizó.

Por otra parte, la Junta Municipal aprobó el pasado miércoles en su sesión ordinaria el llamado a licitación para encarar la construcción de muros de piedra bruta colocada y gaviones en varios arroyos de la ciudad, entre los cuales se encontraría precisamente este afluente hídrico. La adjudicación podría demorar meses y va en contra de la urgencia que tienen los pobladores de este sector capitalino.