6 de diciembre
Martes
Tormentas
22°
28°
Miércoles
Poco nublado con tormentas
24°
31°
Jueves
Tormentas
22°
28°
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
martes 15 de noviembre de 2016, 02:00

Contadora recusa a todos los fiscales de Delitos Económicos en caso lavado

La presentación alega "fundamentos ilógicos e irracionales". Con esta acción, se frena el más grande caso de lavado de dinero en el país. Abogada dice que la intención es llevar la causa a Ciudad del Este.

Antoliana López Marín, contadora de diez empresas donde –aparentemente– operaba la reingeniería contable de las firmas supuestamente de maletín, ubicada en el edificio Unión, en Ciudad del Este, recusó a los trece fiscales de la Unidad de Delitos Económicos y Anticorrupción, incluido el fiscal adjunto Federico Espinoza, bajo el patrocinio del abogado Carlos Fleitas. Con ello, queda trabada la causa que investiga el mayor caso de lavado de dinero registrado en el país.

Los fiscales Claudia Morys, Hernán Galeano y José Dos Santos incautaron el martes pasado documentos contables, equipos informáticos y facturas que estaban a cargo de la licenciada López Marín.

El operativo investiga la transferencia al exterior de un monto aproximado de USD 1.200.000.000. Ahora el fiscal general del Estado, Javier Díaz Verón, tendrá que designar agentes fiscales interinos.

La profesional contable alegó que los fundamentos del Ministerio Público para realizar el allanamiento y la causa penal son ilógicos e irracionales y que incluso menciona que poseen falta de objetividad.

También refiere que los agentes fiscales impulsan la investigación en desmedro de las garantías procesales y que incluso realizan una serie de pesquisas desdeñosas con absoluto desprecio y libertinaje.

Además, señala que la defensa aún no pudo acceder a la carpeta fiscal.

Cabe destacar que el abogado Jorge Ojeda, quien representa a Ricardo Galeano, sindicado por el Ministerio Público como uno de los cerebros de toda la estructura, ya había recusado a los fiscales naturales de la causa, Morys, Galeano y Dos Santos.

Los procedimientos por supuesto lavado de dinero se realizaron atendiendo a que, según los investigadores, más de veinte firmas estarían interconectadas por socios y representantes legales allegados a los empresarios Galeano y Walid Amine Sweid presumiblemente con fines de encubrimiento a los verdaderos mandantes de las mercaderías ingresadas al país.

Por otra parte, la abogada Kattya González, quien ya les había denunciado públicamente, expresó que los investigados recusan para que la causa sea trasladada a Ciudad del Este, ya que se trata del "feudo más corrupto del mundo entero", acotó la abogada.