6 de diciembre
Martes
Mayormente nublado
22°
32°
Miércoles
Mayormente nublado con tormentas
23°
32°
Jueves
Lluvioso
21°
28°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
domingo 20 de noviembre de 2016, 01:00

Congreso cajonea propuestas

Un informe que derivó en diagnóstico, recomendaciones y propuestas en torno a funcionarios del Congreso, que tuvo un costo de G. 550 millones, quedó prácticamente cajoneado hace ya un par de años hasta ahora.

El trabajo había sido encomendado al Centro de Adiestramiento en Servicio (CAES), en el periodo del liberal Blas Llano en la presidencia del Senado, en medio de una fuerte oposición por parte de los funcionarios.

Privilegios, proliferaciones de cargos de directores generales, directores y jefes, así como la necesidad de mayor capacitación y la sugerencia de hacer concursos, son algunas de las cuestiones que fueron plasmadas en un documento que hasta el momento no se ha tenido en cuenta dentro de la institución.

El sucesor de Blas Llano, Mario Abdo Benítez, al igual que el actual Roberto Acevedo, quien ahora tiene las riendas del Congreso, coinciden en que hay una excesiva cantidad de funcionarios, y hasta se habló de planilleros; sin embargo, no pasa de acusaciones.

UNA comisión. Supuestamente, tras recibir el informe del CAES, dependiente de la Facultad de Economía de la Universidad Nacional de Asunción, se conformó una comisión de trabajo, pero hasta el momento se desconocen los avances.

Se puede mencionar que con base en los pedidos de informe dentro del marco de la Ley de Acceso a la Información Pública se había comprobado que los periodos en que más funcionarios engrosaron las planillas del Congreso fueron durante las presidencias del colorado Óscar González Daher; Jorge Oviedo Matto, del Unace, y Julio César Velázquez, de la ANR. Prácticamente se había triplicado la cantidad.

La instalación de los relojes biométricos justamente había sido como producto de la necesidad de un mayor control a los funcionarios, ya que existieron denuncias de marcaciones irregulares.

Ahora existe una nueva propuesta para que el control sea más riguroso de instalar cámaras encima de los relojes biométricos.

SE VIENE EL RECESO. Acevedo indicó que se revisaría el presupuesto, pero se manifestó a favor.

Se acerca el receso parlamentario y luego le quedarán unos meses antes de volver a las negociaciones para la mesa directiva, que se define a finales de junio.

Habría que ver si las recomendaciones del CAES se toman en cuenta y se aplican, o las vuelve a heredar al que resulte el próximo presidente del Congreso en el 2017.