22 de febrero
Miércoles
Mayormente nublado con tormentas
25°
36°
Jueves
Poco nublado con tormentas
23°
35°
Viernes
Tormentas
23°
33°
Sábado
Nublado con chubascos
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 22 de diciembre de 2016, 11:21

Congresistas "ponen la mano en el fuego" por Alan García en el caso Odebrecht

Lima, 22 dic (EFE).- Los congresistas del Partido Aprista Mauricio Mulder y Javier Velásquez Quesquén defendieron a su líder y expresidente peruano Alan García de las denuncias sobre el pago de sobornos de la empresa brasileña Odebrecht para adjudicarse obras en Perú entre 2005 y 2014, según reportaron hoy los medios locales.

Mulder declaró a un programa de RPP Noticias que "sí (pone las manos al fuego) por Alan" porque lo ha visto "tener una actitud permanente y constante a consecuencia de lo que significó para él todas las acusaciones de su primer Gobierno".

"Pero uno nunca sabe cómo actúan las demás personas", añadió.

García fue presidente de Perú en dos períodos, el primero entre 1985 y 1990 que terminó en hiperinflación y aislamiento financiero, y el segundo entre 2006 y 2011, cuando se presume ocurrieron los sobornos de Odebrecht.

Mulder dijo que "cuando Marcelo Odebrecht y la gente de (las empresas) OAS, Camargo y Correa terminen de acogerse a los programas de delación premiada surgirán los nombres que corresponda" para hacer las investigaciones en Perú.

El legislador afirmó, sin embargo, que García no conocía de estos sobornos debido a que "era un fanático de que hubiera todo tipo de controles para evitar corrupción".

"Siempre reclamaba en cada uno de sus funcionarios. Si ha habido coimas como parece que sí, se la han jugado esos funcionarios. Tarde o temprano van a salir los nombres", señaló.

Por su parte, Velásquez Quesquén declaró que "hay que dejar que las investigaciones produzcan las consecuencias, no voy a especular es un tema muy serio".

En ese sentido, recordó que el Congreso peruano investiga actualmente las denuncias derivadas del escándalo de Lava Jato y sus probables vínculos con funcionarios peruanos de los últimos Gobiernos.

"Lo serio es que se identifique la irregularidad, a quiénes se les dio las comisiones ilegales si es que las hubiera y se establezcan los niveles de responsabilidad", apuntó.

Según los documentos publicados ayer por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, Odebrecht pagó aproximadamente 788 millones de dólares en sobornos en 12 países, incluido Brasil.

Los pagos se hicieron en relación con "más de 100 proyectos en 12 países, incluidos Angola, Argentina, Brasil, Colombia, República Dominicana, Ecuador, Guatemala, México, Mozambique, Panamá, Perú y Venezuela", señalaron los documentos oficiales difundidos al anunciarse un acuerdo judicial con la empresa.

En Perú, la empresa pagó 29 millones de dólares en sobornos a funcionarios entre el 2005 y 2014, años que comprenden los Gobiernos de Alejandro Toledo (2001-2006), Alan García (2006-2011) y Ollanta Humala (2011-2016), según se desprende del acuerdo firmado por la compañía con el Departamento de Justicia de EE.UU.

El presidente del Consejo de Ministros, Fernando Zavala, insistió hoy en que el Gobierno va a darle todo el soporte y apoyo a la Procuraduría porque "finalmente si hay corrupción, el Estado ha sido perjudicado".

Odebrecht se comprometió a pagar multas que suman 6.959,4 millones de reales (unos 2.047 millones de dólares) a los Gobiernos de EE.UU., Brasil y Suiza para compensar los actos ilícitos por los que se le investiga en los tres países.