28 de febrero
Martes
Mayormente nublado con tormentas
24°
34°
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
32°
Jueves
Poco nublado con tormentas
24°
33°
Viernes
Mayormente nublado
23°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 14 de febrero de 2017, 19:05

Congresistas hispanos expresan su "enfado" por las redadas anti-inmigrantes de Trump

Washington, 14 feb (EFE).- El Caucus Hispano -agrupación de congresistas de origen latino en el Congreso de Estados Unidos- expresó su "enfado" y "tristeza" por las redadas de agentes de inmigración del pasado fin de semana ordenadas por el Gobierno de Donald Trump en numerosos puntos de todo el país.

"Mis constituyentes están de los nervios por lo que ha pasado estos últimos días", aseguró la congresista Judy Chu en una rueda de prensa en el Congreso, en referencia a las redadas llevadas a cabo en su distrito en el sur de California, al este de Los Ángeles, con gran número de habitantes de origen asiático e hispano.

Junto a Chu, compareció la congresista Michelle Luján Grisham, presidenta del Caucus Hispano, quien mostró su "enfado" por la cancelación en el último minuto de una reunión solicitada con Tom Homan, el jefe interino del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE).

"La decisión (de cancelarla) vino de arriba. Y con arriba quiero decir John Kelly (secretario de Seguridad Nacional) y la Casa Blanca", recalcó Luján Grisham, legisladora por el estado Nuevo México.

El grupo de congresistas hispano había solicitado este lunes en una carta al ICE sostener una entrevista, a fin de recibir información "clara y detallada" sobre el motivo de estas operaciones.

Se fijó como fecha hoy al mediodía, pero fue suspendida pocas horas antes de celebrarse.

"Exigimos conocer lo que está ocurriendo (...). Estamos preocupados de que haya un cambio en las directrices que amplíe el foco de la discrecionalidad", insistió Luján.

Luján indicó que desde el ICE se argumentó que la cancelación del encuentro se debió a que el Caucus Hispano había invitado a más gente de la prevista, lo que exigía la luz verde del liderazgo de la Cámara de Representantes, algo rechazado por el grupo de congresistas como "una nueva regla inventada".

Por su parte, el congresista Luis Gutiérrez acusó al Gobierno del presidente Trump "de dividir y romper familias para apuntarse puntos políticos baratos y cobardes".

"Este también es nuestro país, Donald Trump", remarcó Gutiérrez.

Aunque Trump ha asegurado que la acción forma parte de su promesa electoral de "capturar a los criminales, a los malos criminales, con historial de abusos y problemas y echarlos", las organizaciones de defensa de los inmigrantes advirtieron que los indocumentados con faltas leves o sin antecedentes también están siendo afectados por el aumento de las redadas de deportación.

Este lunes, el secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, quien supervisa al ICE, dio las primeras cifras oficiales en un comunicado en el que afirmó que "aproximadamente el 75 %" de los 680 detenidos durante el fin de semana eran "inmigrantes criminales".

Según el ICE, 235 de los detenidos se encontraban en los estados de Illinois, Indiana, Wisconsin, Kentucky, Kansas y Misuri, y entre ellos, 163 tenían condenas criminales previas.

Otros 190 fueron detenidos en Georgia, Carolina del Norte y Carolina del Sur; 161 en Los Ángeles (California); 41 en Nueva York, y 28 más en el área de San Antonio (Texas).