5 de diciembre
Lunes
Despejado
21°
34°
Martes
Mayormente nublado
22°
32°
Miércoles
Mayormente nublado con tormentas
23°
32°
Jueves
Lluvioso
21°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 13 de julio de 2016, 01:00

Confusión e impotencia en la Argentina ante el tarifazo

AFP

BUENOS AIRES-ARGENTINA

¿Debo pagar el 1.200% de aumento de gas? ¿Cortan la calefacción si no pago? Luego de que el Gobierno argentino fijó un tope a las facturas del gas doméstico de 400%, la confusión se adueñó de los usuarios mientras las autoridades piden ahorro de energía en invierno.

El gobierno del presidente Mauricio Macri se vio forzado por fallos judiciales y protestas a poner un límite a los aumentos de las facturas de gas –fijado en 500% para el comercio y pymes–. El duro ajuste se anunció con el fin de reducir el déficit fiscal.

La alicaída tercera economía de América Latina tiene dificultades para seguir afrontando las importaciones de gas y petróleo. El Gobierno en el poder desde diciembre pide a los 44 millones de habitantes aprender a consumir menos en el invierno más frío de los últimos 60 años, dijo el jefe de gabinete, Marcos Peña.

Macri recalcó ayer que Argentina “no puede importar más. Estamos consumiendo más energía que en los demás países del mundo”, dijo.

Las declaraciones del presidente se produjeron en un clima generalizado de impotencia y confusión. Organizaciones sociales convocan en las redes sociales a un cacerolazo contra el tarifazo para mañana en el Obelisco capitalino.

CRÍTICAS POR TARIFAZO. Al Gobierno le llueven las críticas de propios y opositores por un plan de aumentos de tarifas a los servicios básicos que tuvo idas y vueltas desde su anuncio a principios de año. “En Misiones pagamos los servicios más caros del país, sépanlo. Y recién se habla de eso porque les pasa a ustedes en Buenos Aires”, escribió una internauta en Twitter donde #TopeAlTarifazo era uno de los temas más comentados del día. El Gobierno quiso aplicar indistintamente el llamado tarifazo en un país con provincias con climas tan opuestos como Misiones, al noreste, con 16 grados Celsius un día de julio, o Chubut, al sur, con máximas de tres grados en la misma época de invierno austral.