17 de agosto
Jueves
Despejado
15°
28°
Viernes
Parcialmente nublado
19°
29°
Sábado
Tormentas
15°
28°
Domingo
Mayormente nublado
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
martes 14 de febrero de 2017, 16:33

Conflicto por tierras en Barbero: "Juegan con los pobres"

Carlos Codas ocupa tierras de Barbero desde hace 60 años. Sostiene que el conflicto entre campesino y ganaderos por terrenos en el lugar solo logran sacar provecho a labriegos bajo mentiras. La lucha por los títulos de extensas hectáreas es una constante en el lugar.
Barbero, una localidad del departamento de San Pedro del Ycuamandyjú, se enfrente a un conflicto entre ganaderos y campesinos por más de 14.000 hectáreas que la componen. El sitio, según Codas, está modernizado y se ve avances hasta en materia económica, debido a que empresarios apuestan por el mercado local.

Este mismo hombre relató a nuestra redacción que este lunes solo fue una juez de la Niñez y la Adolescencia de la mencionada ciudad, Graciela Rolón, firmó un documento en donde otorgaba una medida cautelar para suspender los trabajos del. Indert en la localidad en cuanto a la medición de tierras para la entrega de títulos.

"Es una joda lo que sucede en Barbero. Hay jueces complacientes en la función con un sector que se aprovecha de la pobreza de la gente y lucra con ello. Estamos más de 60 años ocupando estas tierras y ahora el Gobierno se encuentra en la misión de otorgar titulaciones a los ocupantes", comentó.

Añadió que a su criterio quienes se encuentran legalmente tratando de evitar que se entreguen los títulos de propiedades solo se encargan de cobrar dinero a la gente que no tienen mientras un grupo también desde hace años lucha por conseguir su pedazo de terreno.


Por su parte quienes se manifestaron desde ayer en San Pedro, los labriegos, hablan de que existen un conflicto con ganaderos por tierras que forman parte de la reforma agraria, provenientes de una donación hecha por el Gobierno de Italia años atrás.

Según los campesinos que iniciaron una serie de manifestaciones este lunes, agentes policiales amenazaron con reprimir al grupo donde viven 10.000 familias con el fin de convencerlos de entregar una parte de las tierras a ganaderos; debido a un negociado entre la Gobernación y los "adinerados" de la zona, denunciaron.