18 de agosto
Viernes
Parcialmente nublado
19°
29°
Sábado
Poco nublado con tormentas
15°
28°
Domingo
Mayormente despejado
21°
Lunes
Despejado
13°
23°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
lunes 24 de abril de 2017, 01:00

Confirman pena de 18 años por abuso de niña

La condena de 15 años de cárcel y 3 años de medidas de seguridad para un hombre hallado culpable de abusar sexualmente de una niña de 8 años, fue ratificada por el Tribunal de Apelación en lo Penal, Primera Sala. El hombre, según el examen siquiátrico, sufre de pedofilia.

La resolución afecta a David Rubén Ramírez Benegas, quien había sido sentenciado en juicio oral hecho el 30 de julio del 2014, ante los jueces Elio Rubén Ovelar, María Luz Martínez y Víctor Alfieri.

Los camaristas de la Primera Sala, Pedro Mayor Martínez, Gustavo Santander y Gustavo Ocampos, entendieron que la sentencia dictada se ajusta a derecho y la ratificaron.

La condena ya había sido confirmada por otro Tribunal de Apelación, en voto dividido, pero la Corte anuló esta resolución y tuvieron que volver a estudiarse los recursos de apelación en contra de la resolución dictada en juicio oral.

La defensora pública Sandra Rodríguez había planteado apelación contra la sentencia. Recurre la alta condena y la medida de seguridad que se aplicó. Alega que según el examen siquiátrico, el joven sufre de un trastorno mental denominado “pedofilia” y que los jueces aplicaron mal el derecho. Pidió que la pena sea reducida a 8 años de cárcel.

La fiscala Ariela Chaparro, al contestar la apelación, solicitó que se confirmara la sentencia. En su argumentación dice que el forense dictaminó que “existe la probabilidad cierta de que volverá a repetir la conducta si tiene la oportunidad”, con respecto a las medidas de seguridad.

El hecho ocurrió en diciembre del 2010, en una casa abandonada cerca del Club Internacional de Tenis de nuestra capital. Ramírez Benegas sorprendió a la niña de 8 años, quien iba en su bicicleta. La engañó para entrar a la vivienda, para buscar un motor para el padre de la nena. Ya en el lugar, la golpeó y abusó de ella.