9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
sábado 30 de julio de 2016, 01:00

Cones funciona como “claque de amigos”

“El Cones (Consejo Nacional de Educación Superior) funciona como una claque, una camarilla de amigos”, afirmó Hugo Vera Ojeda, presidente de la Fundación Issos.

El abogado, magíster en educación superior y especialista en ciencias políticas se acercó hasta la Redacción de ÚH para denunciar que ese órgano hace “abuso de los superpoderes” que le fueron otorgados por la Ley de Educación Superior.

Aplica de forma “arbitraria y selectiva” las sanciones a ciertas universidades. “Ataca a algunas y favorece a otras”, dijo. Y mencionó el caso de la Universidad Americana, cuyo vicerrector es de nacionalidad boliviana, transgrediendo la Ley 4995/13 que habla en su artículo 37 que toda autoridad universitaria debe ser de nacionalidad paraguaya.

“Denunciamos el caso de la Americana, que es el buque insignia de la educación privada y es la que más denuncias tiene, pero el Cones ni siquiera respondió a nuestra inquietud”, refirió.

Para la fundación que representa, se debería “reducir” las facultades que hoy ostenta dicha entidad. “El Cones tiene subjetividades para reconocer universidades y carreras. Ellos determinan qué es calidad y qué no es calidad. Eso le da mucho poder”, cuestionó al señalar que el consejo está integrado por los mismos dueños de universidades garaje.

“El Cones se maneja como una camarilla de amigos, una claque. Es una oligarquía que favorece a algunos y persigue a otros”, insistió.

La Redacción de ÚH intentó en varias oportunidades ponerse en contacto –vía telefónica– con el presidente del Cones, Hildegardo González, o con algún otro representante del ente, pero no contestaron.

En ocasión de la intervención del Instituto Interregional y de la clausura del Instituto Latinoamericano, González manifestó que la mera creación del Cones –con la promulgación de la Ley 4995/13 de Educación Superior– generó molestias en un amplio sector de instituciones que ofrecen titulaciones universitarias y que se habían beneficiado con la Ley 2529/04. Bajo esta norma se crearon decenas de filiales y carreras sin control alguno.