26 de febrero
Domingo
Mayormente nublado
23°
35°
Lunes
Parcialmente nublado
23°
34°
Martes
Nublado
24°
34°
Miércoles
Nublado
24°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
lunes 18 de julio de 2016, 01:00

Condenado por crimen de un joven pide menos restricciones

Uno de los condenados por matar al estudiante Emilio Aguirre solicitó a la jueza de Ejecución, Ana María Llanes, cumplir su pena en el sector de la granja Ko’e Pyahu detrás de Tacumbú, en régimen de semilibertad. Se trata de Johan Sebastián Sánchez, condenado nada menos que a 25 años de cárcel, por la muerte del menor, por robarle un aparato celular.

La fiscala interina, María Lina Naumann, y el querellante adhesivo, Darío Caballero Bracho, se opusieron a que el mismo sea beneficiado con el citado régimen. Alegaron que se cumplieron recién 12 años de condena, de los 25 a los que fue condenado.

Además, el proceso tuvo tal repercusión social, que incluso motivó la denominada Ley Camacho.

También, la querella señala que el procesado incluso estuvo hace unos días en la revuelta realizada en el penal de Tacumbú, donde un guardia había recibido una lesión en la cabeza realizada por otro interno.

El caso ahora es analizado por la magistrada de Ejecución Ana María Llanes.

La Fiscalía había solicitado la suspensión de la diligencia, pero igual fue realizada la audiencia, aunque se corrió traslado a la Fiscalía.

La representante del Ministerio Público se opuso también a la concesión del beneficio al condenado Johan Sebastián Sánchez.

El hecho había ocurrido a mediados del 2004 sobre la calle Venezuela casi Mariscal López y causó gran impacto en la ciudadanía. Hubo manifestaciones por la muerte del joven que tenía 18 años.

Días después rodaron cabezas en la estructura de los órganos gubernamentales de Seguridad.