16 de agosto
Miércoles
Mayormente nublado
13°
26°
Jueves
Despejado
16°
27°
Viernes
Parcialmente nublado
19°
28°
Sábado
Tormentas
16°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
miércoles 15 de febrero de 2017, 01:00

Condenada a cinco años por el ataque al doctor Pimienta

La enfermera Teresa Emilse Maidana Eischstadt, quien trató de matar a tiros al doctor César Pimienta, en plena sede del Ministerio de Salud, fue condenada ayer a cinco años de cárcel en un procedimiento abreviado.

La condena fue aplicada por el juez de Garantías, Paublino Escobar, quien aceptó el pedido de la agente fiscal Teresa Sosa, de aplicarle a la acusada el procedimiento abreviado.

Con ello, la acusada reconoció los hechos, con lo que se pudo utilizar el instituto procesal.

El caso fue calificado como homicidio doloso en grado de tentativa, por excitación emotiva, cuya máxima pena es de 5 años de encierro.

Según la representante del Ministerio Público, la mujer reconoció los hechos, y la víctima, el doctor Pimienta, estuvo conforme con el pedido de abreviado.

el caso. Los hechos ocurrieron a inicios de agosto del 2016, cuando la funcionaria fue hasta la oficina de Pimienta, jefe de Recursos Humanos del Ministerio de Salud.

Ahí, tras una discusión en plena sede de la cartera estatal, disparó tres veces contra el médico. Luego escapó, pero fue detenida por la Policía.

La mujer fue luego imputada por homicidio tentado y luego tuvo prisión preventiva en el Penal del Buen Pastor.

La misma había señalado que el doctor Pimienta “le fundió la vida”, ya que le quitó 20 años de antigüedad en el Ministerio de Salud.

Durante su proceso, en varias ocasiones solicitó que se le concediera el arresto domiciliario, pero el magistrado rechazó el pedido de la defensa.

La fiscala Sosa le acusó por homicidio doloso en grado de tentativa, por excitación emotiva y pidió el juicio oral.

No obstante, ayer, en la preliminar, la misma fiscala requirió que se le aplicara el procedimiento abreviado con la pena de cinco años.

Refirió también que en un eventual juicio oral, igual iba a defender la acusación por excitación emotiva, con lo que la máxima pena era de cinco años. Así, finalmente, el juez consintió aplicar el procedimiento abreviado.