8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Tormentas
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
jueves 21 de julio de 2016, 01:00

Condena a 11 campesinos es “muy preocupante” para alto comisionado

“La condena de 11 campesinos en el caso Curuguaty luego de un juicio que se señala de no haber respetado garantías procesales es muy preocupante”, expresó ayer en Ginebra el alto comisionado de las Naciones Unidas para los derechos humanos, Zeid Ra'ad Al Hussein. Apuntó Zeid sobre el caso que en los últimos cuatro años “varios mecanismos de derechos humanos y organizaciones de la sociedad civil han advertido sobre graves irregularidades en la investigación, incluidas denuncias de violaciones del debido proceso y al derecho a la defensa”.

“Estoy también profundamente preocupado por el hecho de que, hasta ahora, las muertes de 11 campesinos, quienes murieron en el mismo incidente, no han sido investigadas por las autoridades paraguayas ni se han investigado las alegaciones que algunos de estos campesinos fueron ejecutados sumariamente luego de ser sometidos a tortura y otras violaciones de derechos humanos”, agregó.

De acuerdo al despacho fechado en la ciudad suiza, el alto comisionado destacó que el Comité de Derechos Humanos de la ONU hizo una recomendación específica a Paraguay sobre este caso en 2013, pidiendo una investigación inmediata, independiente e imparcial, tomando en cuenta “las acusaciones de graves irregularidades en las actuaciones del Ministerio Público, el Poder Judicial y la las fuerzas de seguridad en relación con la incursión de la policía en Curuguaty, en junio de 2012”, así como los informes de falta de imparcialidad e independencia en las investigaciones de los hechos.

Zeid también recordó que Paraguay se ha comprometido a implementar una recomendación hecha durante el Examen Periódico Universal del país en abril del año 2016, pidiendo la creación de una comisión independiente de investigación para esclarecer todas las denuncias creíbles de violaciones de derechos humanos relacionadas con el caso Curuguaty. En este sentido, expresó la voluntad de su oficina de prestar la asistencia técnica necesaria al Paraguay.

El alto comisionado también instó a las autoridades paraguayas a “tomar medidas urgentes para garantizar que las víctimas tengan acceso a la Justicia y garantizar que investigaciones independientes se lleven a cabo en todas las presuntas violaciones de derechos humanos, de conformidad con las normas y obligaciones internacionales.”

El pasado lunes 11 de julio fueron condenados 11 campesinos por la matanza ocurrida en Marina Cué el 15 de junio de 2012, donde murieron 6 policías y 11 labriegos que reclamaban el pedazo de tierra para asentamiento.