27 de marzo
Martes
Despejado
21°
32°
Miércoles
Mayormente despejado
21°
32°
Jueves
Parcialmente nublado
21°
32°
Viernes
Muy nublado
21°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
jueves 16 de febrero de 2017, 07:18

Concejala sabía de los billetes venezolanos pero no avisó a la Policía

La concejala de Salto del Guairá, Miriam Amaral de Da Costa, aseguró que fue su marido quien alquiló la pieza al dueño de los billetes venezolanos incautados. Sin embargo, reconoció que no avisaron a las autoridades sobre las toneladas de dinero que estaban en el lugar.

Amaral manifestó en Monumental AM que fue a un tal Claudio, de nacionalidad brasileña, a quien su marido le alquiló la pieza donde fueron encontradas las 30 toneladas de dinero venezolano. El hombre, hasta el momento, no fue localizado por la Fiscalía.

Sostuvo que la sala está ubicada al lado de la vivienda de su hijo, Bruno Da Costa. Actualmente el mismo está imputado y con prisión preventiva tras la incautación de los billetes.

Indicó que su marido, Leandro Da Costa, conoció a Claudio hace al menos 15 años atrás; volvió en diciembre del 2016 y alquiló la pieza, según el relato de la concejala, quien asegura que ni ella misma lo conoce. Sin embargo, no existe un contrato de alquiler que avale su versión, confesó la propia edil.

En ese sentido, aseguró que su marido podrá despejar las dudas de los investigadores cuando regrese de un viaje que hizo al Brasil.

Igualmente, Amaral reconoció que ellos tenían conocimiento de que había dinero en esa pieza, pero no dieron aviso a las autoridades porque la pieza estaba alquilada. Según su versión, "Claudio" tenía que volver al lugar.

Por el caso está imputado Bruno Da Costa, en tanto que la Policía busca a otras dos personas. Incluso la Administración para el Control de Drogas (DEA por sus siglas en inglés) está investigando el hecho.

A principios de esta semana fueron encontradas las 30 toneladas de bolívares. Debido a la imposibilidad de contarlos manualmente se dispuso su traslado hasta el Banco Central del Paraguay, para usar las máquinas de la banca matriz, pero en el trayecto el camión que lo transportaba volcó en San Pedro. Finalmente se cargó el dinero a otro rodado para continuar con el traslado.