20 de septiembre
Miércoles
Mayormente despejado
23°
35°
Jueves
Parcialmente nublado
19°
35°
Viernes
Mayormente despejado
18°
29°
Sábado
Nublado
17°
25°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 8 de agosto de 2016, 01:00

Con lágrimas paraguayo dice que va a volver al país

Jeremías Sosa tiene 54 años, es paraguayo y hace diez que reside en Argentina, donde dice siempre vivió “dignamente” de su trabajo de albañil, pero este mes regresa a su Villarrica natal “porque ya no hay changas”.

“Acá todo es muy caro, el alquiler, la comida. Allá en el campo al menos tenemos qué comer, dónde vivir”, dice entre lágrimas, sentado en uno de los bancos de la iglesia.

Acudió a San Cayetano junto a su esposa y su cuñado, desesperados “porque la situación ahoga”.

En el templo, el ir y venir de fieles es constante. Algunos rezan en silencio, otros ingresan de rodillas.

Afuera una fila humana de más de un kilómetro aguarda para tocar la imagen del santo y rogar por trabajo. El sol radiante acompaña una fresca mañana de invierno austral.

Sebastián trabaja como voluntario en la oficina de empleo de la Iglesia. “Recibimos unos sesenta pedidos por día, pero conseguimos ubicar a unos cincuenta por mes, la mayoría para cuidar ancianos o en tareas domésticas”, explica.

Diana Albino, en cambio, viene a agradecer “por seguir teniendo trabajo”. Está a punto de graduarse en Derecho y es empleada pública. AFP