26 de febrero
Domingo
Mayormente nublado
23°
35°
Lunes
Parcialmente nublado
23°
34°
Martes
Tormentas
24°
34°
Miércoles
Nublado
24°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
miércoles 19 de octubre de 2016, 02:00

Con denuncias de atropellos, piden eliminar Fuerza de Tarea Conjunta

En una audiencia pública realizada ayer en torno al proyecto que deroga la Ley de Seguridad Nacional, varias víctimas y sus familiares denunciaron atropellos por parte de la FTC (Fuerza de Tarea Conjunta) y exigieron la derogación.

Se escucharon relatos sobre torturas y asesinatos, y se habló de persecución a los campesinos. Algunos incluso irrumpieron en llanto al dar a conocer sus testimonios.

No participó de esta actividad ningún senador del oficialismo colorado. Sí estuvieron presentes varios disidentes y de la oposición, entre ellos, de Avanza País, Frente Guasu y PDP (Partido Democrático Progresista).

Además intervinieron referentes de varias organizaciones campesinas, entre ellas, la FNC (Federación Nacional Campesina) y la Mcnoc (Mesa Coordinadora Nacional de Organizaciones Campesinas), así como de la OTEP (Organización de Trabajadores de la Educación del Paraguay), quienes dieron su postura a favor de eliminar la FTC.

El proyectista Pedro Santa Cruz se comprometió en gestionar para que en la Cámara Alta se incluya en el orden del día el estudio de la propuesta.

Sostuvo que la intención de la audiencia era generar un debate. “Hay denuncias concretas que uno va recogiendo en el Norte, de que en estancias está instalada la FTC y genera el rechazo de la población”, manifestó el parlamentario.

Marciano Jara, de la localidad de Arroyito, hizo un relato cronológico de todas las detenciones que, a su criterio, se realizaron en forma ilegal desde que se instaló la FTC en la zona Norte, tras la promulgación de la ley de militarización, hace tres años.

Leonida Villalba contó su testimonio, de que por vecinas se enteró que en televisión informaron que detuvieron a un miembro del EPP, y que se trataba de su marido, a quien asesinaron.

Alegó que el hombre había ido a pescar y apenas llevó un machetillo y una mochila, y que en las imágenes aparecía vestido con uniforme militar y hasta portando un arma.

Refirió que nadie le dio explicaciones ni asistencia, y que quedó desamparada junto con sus diez hijos.

Teodolina Villalba, de la FNC, sostuvo que el mensaje que se da con las actuaciones de la FTC es que los campesinos deben abandonar sus tierras y dejarlas en manos de los estancieros de la zona.

Damián Valiente hizo referencia al caso de su hijo, denunciando que supuestamente usaron como prueba una foto particular en la red social Facebook para su detención, y que sin pruebas fue condenado a 17 años.

Otra víctima, Ramón Denis, contó que irrumpieron su casa en horas de la madrugada, quisieron endilgarlo por la muerte de Lindstron, y lo torturaron durante 45 minutos, por lo que incluso quedó imposibilitado de trabajar.

En un momento de su relato, se quebró en sollozos, recordando el martirio que pasó. Sostuvo que la FTC fracasó en la zona Norte, y que solamente sirve “plata je’urã” (para comer plata). El pedido generalizado al final fue la derogación de la ley.