7 de diciembre
Miércoles
Poco nublado con tormentas
24°
31°
Jueves
Tormentas
22°
28°
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Muy nublado
20°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Interior
martes 18 de octubre de 2016, 01:00

Comunidad de 100 años apunta a recuperar la soberanía

Por Alcides Manena

PUERTO GUARANÍ

Tras la media sanción en la Cámara de Diputados del proyecto de expropiación de Puerto Guaraní, Departamento de Alto Paraguay, una comunidad centenaria que surgió desde la época de la industria taninera de Carlos Casado SA, sus habitantes se muestran muy contentos por la reivindicación de sus tierras que emprendieron y que lograron de a poco obtener las parcelas que necesitan para desarrollarse.

Carmen González, presidenta de la comisión de tierras, indicó que la media sanción del proyecto de ley es un logro muy importante para los chaqueños que tienen derecho a desarrollarse. Manifestó que la empresa francés uruguaya Abialor no ha hecho nada en favor de los lugareños.

Aquellos que quieran conocer la realidad de la comunidad tienen que pisar y ver in situ la forma en que viven los habitantes que se dedican en su mayoría al rubro de la ganadería, y sobrevivir a pesar de la adversidad y estar sin tierra, indicó González.

Abialor SA, de capital extranjero, que pretende apoderarse de las tierras que reclaman los pobladores, apareció en el 2009. Dirigentes locales piden que se investigue el accionar de la empresa en la zona, para que se sepa con claridad lo que andan realizando.

Tras la aprobación de la mayoría de la Cámara de Diputados del proyecto de expropiación de 4.823 hectáreas, presentado por el diputado José Adorno, en Puerto Guaraní, ahora esperan que la Cámara de Senadores haga lo mismo para reivindicar sus derechos, refirió la dirigente.

Explicaron que para gestionar un pedazo de tierra pasaron hasta atropellos propiciados por la empresa que quiere desplazar a los moradores de sus parcelas, donde están teniendo mejoras.

La primera expropiación fue de 12.500 hectáreas, promulgada durante el gobierno de Federico Franco, en el 2013, que se anuló vía inconstitucionalidad presentada por la empresa extranjera. Luego el diputado Adorno presenta el proyecto de expropiación ahora aprobado.