17 de agosto
Viernes
Parcialmente nublado
19°
29°
Sábado
Poco nublado con tormentas
15°
28°
Domingo
Mayormente despejado
21°
Lunes
Despejado
13°
23°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
miércoles 5 de abril de 2017, 01:00

Comisario manda al frente a suboficial, a quien “no conoce”

El jefe de la Dirección de Apoyo Táctico de la Policía Nacional, comisario principal Enrique Isasi, se desentendió de la muerte del joven Rodrigo Quintana y responsabilizó directamente al suboficial Gustavo Adolfo Florentín Silva, quien está sindicado como el autor del crimen del dirigente liberal, ocurrido en la madrugada del 1 de abril, en la sede del PLRA.

Además, mencionó que el personal estaba a cargo del jefe de la Agrupación de Seguridad, comisario Julio Melgarejo, quien ya fue destituido.

Isasi se presentó a declarar en la víspera ante la fiscala Raquel Fernández, quien se encarga de investigar el crimen del joven dirigente de La Colmena.

El jefe policial mencionó también que los cartuchos de balines de goma fueron entregados desde la Comandancia y que el personal en cuestión se encontraba con arresto domiciliario, ya que había fijado residencia en la Comandancia de la Policía Nacional.

“Cada agente es responsable de su arma y como todo policía uno es profesional y debería de precisar y comparar si un proyectil contiene balines de goma o de plomo, eso se sabe con el peso que tiene cada cartucho”, dijo Isasi.

Pero lo que no aclaró el jefe policial es de dónde salió el cartucho que contenía balines de plomo, los que posteriormente segaron la vida del joven. En otro momento, Isasi manifestó que el propio director de Orden y Seguridad, comisario general Luis Cantero, pidió no ingresar al recinto del PLRA ni a ninguna otra institución.

“El director de Orden pidió por radio, por frecuencia, que no se ingrese a ningún recinto, pero en ese momento todo era complicado y seguro que ese personal no escuchó las indicaciones”, mencionó el jefe de Apoyo Táctico.

En otro momento, mencionó que esa noche se llegó a utilizar alrededor de siete mil cartuchos para dispersar a la gente que se volvió violenta.

Por último, dijo que no conocía al suboficial Gustavo Florentín, pese a ser un personal antimotín, donde Isasi fue por mucho tiempo el jefe.

“No conozco a ese personal, administrativamente está a mi cargo, pero no lo conozco”, explicó Isasi antes de ingresar a la unidad de la fiscala.

En otro momento, señaló que se pone a disposición de la Fiscalía para que el crimen tenga un pronto esclarecimiento y la verdad de los hechos salga a luz. “Es la primera vez que ocurre esto”, mencionó.