7 de diciembre
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
31°
Jueves
Lluvioso
21°
27°
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Mayormente nublado
19°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 10 de octubre de 2016, 04:29

Comienzan las clases para 1.500 niños refugiados en Grecia

Atenas, 10 oct (EFE).- Un total de 1.500 niños refugiados en Grecia asisten hoy a su primer día de colegio, dentro del programa piloto lanzado por el Gobierno para ir escolarizando paulatinamente a todos los menores, muchos de los cuales están atrapados desde hace más de un año en este país sin ir a clase.

Las clases que se imparten en 20 escuelas de primaria y secundaria de todo el país tienen lugar de dos a seis de la tarde, es decir, después de finalizar el horario regular.

Los niños aprenderán griego e inglés -u otro idioma extranjero que los padres hayan elegido de acuerdo al país al que deseen emigrar-, y además asistirán a clases de deporte, música y otras asignaturas de carácter creativas.

Para poder llevar a cabo este programa el Gobierno ha contratado a un total de 800 maestros y profesores.

En los últimos meses se habían llevado a cabo proyectos privados en algunos de los centros de acogida así como escuelas de verano en los colegios públicos.

Según explicó este domingo el ministro de Educación en una entrevista con la cadena pública de televisión ERT, el programa comienza en las principales ciudades, Atenas y Salónica, así como en la región de Épiro, y a lo largo del mes "irá extendiéndose a zonas geográficas en las que haya necesidad".

En alusión a varios incidentes protagonizados en las últimas semanas por padres que no quieren ver a estos niños en los colegios de sus hijos, Filis recalcó que se trata de casos aislados y que "la mayoría de la sociedad griega está lista para abrazar a los hijos de los refugiados."

El último caso se registró este fin de semana en la isla de Lesbos, una de las principales puertas de entrada para la llegada de refugiados, donde un grupo de padres cerró con un candado la verja de una escuela para evitar que los niños de estos, pero también sus propios hijos, pudieran entrar hoy en clase.

Los padres se quejaron de no estar lo suficientemente informados sobre cómo iba a desarrollarse la vida escolar de los refugiados, extremo que en los medios despertó incomprensión, porque en las últimas semanas ha habido una amplia campaña de información.

Entre cosas, el Gobierno y los medios han informado de las campañas de vacunación llevadas a cabo en todos los campos de refugiados.

En un incidente anterior, registrado en un colegio de Oreókastro, una localidad cercana al que fue el campamento irregular de Idomeni, los padres adujeron que no querían que sus hijos compartieran escuela con los niños refugiados por temor a contagios.

Los menores no solo han sido todos vacunados y dotados de libretas de salud escolar sino que ni siquiera compartirán pupitre con los niños griegos, pues todas las clases se desarrollan por la tarde, tras el horario regular.

Filis explicó que el objetivo del programa escolar es ir organizando poco a poco actividades conjuntas con los niños que van a clase por la mañana.

"No queremos hacer guetos, sino una integración armoniosa en la sociedad griega", apuntó.

Según datos del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), el 40 % de los más de 60.000 refugiados atrapados en Grecia tras el cierre de las fronteras son menores de edad.

La mayoría lleva varios meses sin ir a la escuela o nunca han sido escolarizados, pues muchos de ellos llegaron hace más de un año tras una odisea de viaje que en ocasiones ha llegado a durar también años.

Un estudio de la ONG Save the Children publicado en mayo, reveló que más del 75 % de los niños refugiados en el país heleno en edad escolar entrevistados consideran como una de sus prioridades ir al colegio, mientras que uno de cada cinco afirma no haber ido nunca a la escuela.