20 de agosto
Domingo
Parcialmente nublado
21°
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
17°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 18 de abril de 2017, 03:37

Comienzan a buscar restos de desaparecidos en el ferri surcoreano hundido en 2014

Seúl, 18 abr (EFE).- Equipos de búsqueda entraron hoy por primera vez en el Sewol, el transbordador surcoreano que naufragó en 2014 dejando más de 300 muertos, para buscar restos de personas desaparecidas en el hundimiento que podrían encontrarse aún en el interior del barco.

Se espera que el registro a fondo del interior de los restos del naufragio, que ha sido reflotado y puesto en dique seco recientemente, dure unos tres meses, según explicó un portavoz del Gobierno a la agencia Yonhap.

Los efectivos de búsqueda, equipados con cámaras en sus cascos que envían una señal de vídeo en tiempo real, han tenido que realizar nueve agujeros en distintos puntos del casco del navío para acceder a su interior.

El ferri, de 6.800 toneladas de peso, se hundió frente a la costa suroccidental del país el 16 de abril de 2014 y 304 de sus aproximadamente 475 ocupantes fallecieron ahogados, la mayoría de ellos estudiantes de secundaria que se encontraban realizando un viaje de fin de curso.

Los restos de nueve de sus ocupantes no fueron localizados y que se cree que podrían encontrarse en el interior del transbordador.

Tras la tragedia, el Gobierno surcoreano se comprometió a extraer cuidadosamente el barco del agua de cara a que estos restos puedan ser hallados y entregados a los familiares para que puedan realizar los ritos funerarios que manda la tradición coreana.

Por ello, se ejecutó el pasado marzo una costosa y delicada operación para reflotar y remolcar el Sewol, que se hallaba sobre el lecho marino a unos 40 metros de profundidad, hasta ponerlo en dique seco.

El hundimiento, que ha sido el peor accidente marítimo en la historia de Corea del Sur, también desató fuertes críticas, por su gestión del suceso, contra la expresidenta Park Geun-hye, destituida en marzo y encarcelada por acusaciones de corrupción.