29 de mayo
Miércoles
Lluvioso
19°
25°
Jueves
Lluvioso
17°
25°
Viernes
Cubierto
13°
24°
Sábado
Parcialmente nublado
10°
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 3 de febrero de 2017, 06:06

Colonos agradecen a Trump que no vea las colonias como un obstáculo para la paz

Jerusalén, 3 feb (EFE).- El Consejo de Judea y Samaria, que representa a los colonos judíos en el territorio ocupado de Cisjordania, agradeció hoy al presidente de EEUU, Donald Trump, que haya asegurado que los asentamientos "no son un obstáculo para la paz".

"El Consejo de Judea y Samaria muestra su agradecimiento a la Casa Blanca por afirmar que nuestras comunidades nunca fueran un impedimento a la paz", se indica en un comunicado difundido horas después de que la Administración de Trump se refiriese por primera vez públicamente a la construcción en los asentamientos judíos.

Oded Revivi, jefe de Relaciones Exteriores del Consejo, dijo que "nada es más natural y moralmente justo que la construcción judía en Judea".

"Esperamos trabajar estrechamente con nuestros amigos en la nueva Administración de Trump con el fin de construir un futuro mejor para todos", agregó.

El nuevo Gobierno estadounidense se pronunció ayer por primera vez sobre la construcción de más de 6.000 nuevas viviendas, anunciada por Israel en las últimas dos semanas, y aunque consideró que "no ayuda" a lograr la paz entre israelíes y palestinos, se abstuvo de considerarlos un "obstáculo", como lo hizo el anterior presidente de EEUU, Barack Obama.

"Aunque no creemos que la existencia de asentamientos sea un impedimento para la paz, la construcción de nuevos asentamientos o la expansión de los asentamientos existentes más allá de sus límites actuales puede no ser de ayuda para lograr ese propósito", apuntó la Casa Blanca.

Israel anunció esta semana la construcción de 3.000 nuevas viviendas en colonias de el territorio palestino ocupado de Cisjordania, una semana después de haber autorizado otras 2.500 en esa misma zona y otras 560 en Jerusalén Este.

En el comunicado, la Casa Blanca señaló que espera abordar la problemática de las colonias directamente con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, el próximo 15 de febrero durante su visita a Washington, antes de adoptar una posición oficial.

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó en diciembre pasado con la abstención de Estados Unidos una resolución que insta a Israel a paralizar toda actividad colonizadora, aunque Trump, que ya era presidente electo, criticó ese movimiento diplomático.

Países europeos como España y Francia han "condenado" la decisión de Israel de levantar más asentamientos, mientras que Naciones Unidas y la propia Unión Europea han expresado "preocupación".

Palestina, por su parte, ha pedido al Consejo de Seguridad de la ONU que "asuma su responsabilidad" y actúe para hacer cumplir su resolución.