29 de mayo
Miércoles
Lluvioso
19°
25°
Jueves
Lluvioso
17°
25°
Viernes
Cubierto
13°
24°
Sábado
Parcialmente nublado
10°
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 19 de abril de 2017, 19:55

Colombia lleva a la ONU su preocupación por el plan para armar civiles en Venezuela

Naciones Unidas, 19 abr (EFE).- La canciller colombiana, María Ángela Holguín, trasladó hoy a la ONU la preocupación de su Gobierno por la decisión del presidente venezolano, Nicolás Maduro, de ampliar la Milicia Bolivariana a 500.000 civiles armados.

Holguín abordó la situación en Venezuela con el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, en una reunión prevista originalmente para discutir la marcha del proceso de paz en Colombia.

Poco antes de la cita, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, anunció que había pedido a su canciller que expresara a Guterres la inquietud del país por la "militarización de la sociedad venezolana".

En declaraciones a los periodistas, Holguín subrayó esa "preocupación" de su Gobierno por la decisión para expandir a 500.000 los miembros de la Milicia Bolivariana, armados con fusiles para que se desplieguen en todas las zonas de defensa integral del país.

"Armar a la sociedad es algo peligroso, es algo que sin duda trae muchas preocupaciones", defendió Holguín, que se limitó a conversar con el jefe de la ONU sobre el asunto y no le pidió ninguna medida concreta, según dijo tras la cita.

La canciller colombiana destacó el riesgo que plantea tener "milicias armadas en una situación ya polarizada y vulnerable" como la que se vive en Venezuela.

Además, insistió en que para Colombia la estabilidad en el país vecino es "muy importante", no solo por el proceso de paz en curso, sino de forma general.

"Uno necesita que los países vecinos estén estables y les vaya bien para que a uno le vaya bien. Y eso es lo que queremos en Venezuela, que recobre la estabilidad", apuntó.

A sus declaraciones respondió inmediatamente el embajador venezolano ante Naciones Unidas, Rafael Ramírez, que acusó a Colombia de entrometerse en cuestiones internas de su país.

"Nosotros realmente no entendemos por qué Colombia como Gobierno pretende elevar ese tema ante el secretario general. Se inmiscuye en nuestros asuntos internos", lamentó Ramírez, que pidió a Santos que si tiene cualquier preocupación se la traslade directamente a Maduro.

El representante de Venezuela en la ONU resaltó, además, que "si hay un país militarizado en América Latina es Colombia", por tener bases estadounidenses y una "cultura de la guerra" arraigada tras más de cincuenta años de conflicto.

Ramírez dijo que su país va a solicitar una reunión con Guterres para expresar su punto de vista, en respuesta a las conversaciones mantenidas por Holguín con el secretario general.

Además, defendió la decisión de Maduro sobre las Milicias Bolivarianas y recordó que se trata de una fuerza que depende del Ejército y que está prevista en el marco legal.

"Se da la impresión que se estuvieran alimentando especies de grupos paramilitares. No, los grupos paramilitares que puedan existir en el país no son alimentados por el Gobierno, sino precisamente por grupos que tratan de llevar la violencia a nuestra patria", insistió.

Fuera de la situación en Venezuela, la visita de Holguín a Naciones Unidas se centró en el proceso de paz colombiano, respaldado por Naciones Unidas a través de una misión política desplegada en el país.

Durante su visita a Nueva York, la canciller analizó la implementación del acuerdo de paz con responsables de la organización y con los embajadores de varios Estados miembros del Consejo de Seguridad.

Holguín aseguró que, entre otras cosas, abordó con los países del Consejo de Seguridad la agenda de la visita que este órgano hará a Colombia a principios del mes próximo.

La canciller destacó que el apoyo del Consejo ha sido "primordial para el proceso de paz" y recordó que Naciones Unidas ve el proceso en Colombia como un caso de "éxito" que quiere seguir de cerca.

Mario Villar