22 de junio
Jueves
Despejado
19°
28°
Viernes
Despejado
20°
28°
Sábado
Mayormente despejado
18°
28°
Domingo
Muy nublado
18°
28°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 4 de octubre de 2016, 01:00

Colombia intenta rescatar el acuerdo de paz tras derrota en el plebiscito

El sorpresivo resultado del referéndum del domingo hizo desplomar ayer los mercados financieros, que contaban con el capital político del presidente Juan Manuel Santos para lograr en el Congreso reformas.

REUTERS

BOGOTÁ - COLOMBIA

El Gobierno de Colombia inició ayer sus esfuerzos por salvar un acuerdo de paz con la guerrilla de las FARC luego de su rechazo en un plebiscito, tratando de hallar terreno común con la oposición política.

El sorpresivo resultado del referéndum del domingo hizo desplomar ayer los mercados financieros, que contaban con el capital político del presidente Juan Manuel Santos para lograr en el Congreso reformas pendientes y atraer inversores al país en momentos en que la economía sufre una desaceleración.

A pesar de la amarga derrota, Santos y el máximo líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Rodrigo Londoño, alias Timochenko, anunciaron que continuarán con sus esfuerzos para evitar una reactivación de la confrontación que ha dejado 220.000 muertos y millones de desplazados. En ese sentido, confirmaron que mantendrán un cese bilateral al fuego.

Aunque Santos, un economista de 65 años, no estaba obligado a refrendar los acuerdos con la guerrilla, apostó su capital político para darle mayor legitimidad al pacto. A pesar de que dijo que no tenía plan B en caso de una derrota, ahora tiene que buscar opciones en una Colombia dividida por la mitad.

renuencia a perdonar. Es que el triunfo del "No", una campaña que lideró el popular ex presidente Álvaro Uribe y que mostró la renuencia de los colombianos a perdonar la historia de asesinatos, masacres y de ataques de la guerrilla, impide a Santos implementar el acuerdo de paz que firmó hace una semana con Timochenko.

Ayer, el presidente se reunió con los partidos políticos que lo apoyan para buscar una salida a la encrucijada y enviará al jefe negociador, Humberto de la Calle, para hablar con los líderes de las FARC en Cuba. Estas fuerzas políticas se declararon a favor de conformar una comisión para dialogar con todos los sectores que apoyaron el "No" con tiempos precisos y resultados concretos. Aunque el partido de Uribe, el Centro Democrático, no acudió al encuentro con Santos, anunció su voluntad de reunirse con los delegados que el Gobierno designe para corregir errores del acuerdo de paz.

sin prisión. El acuerdo contemplaba que la guerrilla más antigua de América Latina dejaría las armas y se convertiría en un partido político y que sus máximos dirigentes tendrían restricción de la libertad hasta por 8 años si confesaban sus delitos y crímenes cometidos en medio del conflicto, pero no cárcel. También incluía una instancia judicial especial para juzgar a guerrilleros, subsidios para que se integraran a la sociedad y compensaciones a las víctimas del conflicto. Ahora, según el analista de la privada Fundación Paz y Reconciliación Ariel Ávila, uno de los riesgos inmediatos es mantener bajo control a los mandos medios y a 7.000 combatientes de las FARC ante la incertidumbre generada por el rechazo al acuerdo de paz y una amnistía que hoy se ve lejana.