23 de agosto
Miércoles
Despejado
24°
34°
Jueves
Despejado
25°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Sábado
Muy nublado
20°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
domingo 9 de julio de 2017, 01:00

Colegiatura profesional permitirá revalidar la calidad de egresados

El desmadre ocasionado con la proliferación de las universidades de garaje puede solucionarse mediante la reglamentación de la colegiación profesional, principalmente en aquellas áreas en las que se ponen en riesgo la vida e integridad de las personas.

En esto coincide el abogado Luis Velázquez, director de la Dirección Nacional de Registros y Control de Calidad Profesional del Ministerio de Salud Pública (MSP). “Si se cumple la Ley 4995/13, de Educación Superior, se va a ordenar el presente. Ahora, ¿cómo se hace para ordenar el pasado?”, pregunta y se responde: “Con la colegiatura”.

A su criterio, la colegiación profesional permitirá resolver el vacío existente sobre los títulos y registros profesionales de aquellos egresados de las carreras clausuradas por el Consejo Nacional de Educación Superior (Cones).

Un colegiado tiene la función de otorgar y actualizar las matrículas profesionales mediante una evaluación periódica respecto a la calidad formativa. Ahí se podría crear un filtro de aquellos que egresaron de cualquier carrera, no solo las de dudoso nivel, sino también de la Universidad Nacional de Asunción (UNA).

“Si decís que me recibí en una universidad de garaje; bueno, hagamos la prueba y si no paso, no se renueva mi matrícula (...). Se tiene un buen concepto de la UNA, pero ahí también ocurren ciertas cosas”.

Intereses. El Dr. Adolfo Ozuna González, profesor de Deontología Jurídica en la Facultad de Derecho UNA, es partidario de una ley de colegiación obligatoria. En efecto, desde hace décadas impulsa la iniciativa desde el Colegio de Abogados. “Hay un tira y afloja de intereses creados porque una vez que se establezca el sistema colegial, será la colegiatura la que va a otorgar la matrícula profesional, previo examen de acreditación de conocimientos básicos”, apunta, y dice que algunas de las 54 universidades en el país tienen carreras de dudosa carga horaria. “Entonces, es preferible decir que es inconstitucional una organización como esa y seguir la runfla”, afirma.

El Poder Ejecutivo vetó la Ley 5195/14 con el argumento de que toda colegiación “es inconstitucional”, invocando el artículo 42 que habla de que “nadie está obligado a pertenecer a determinada asociación”. Pero, el mismo apartado de la Carta Magna refiere que la colegiación profesional “será reglamentada por ley”.

“Me cuentan los colegas que grandes sanatorios de alta gama tienen profesionales egresados de esas universidades de garaje. Claro que no están en quirófano, pero en urgencia estás en manos de esta gente”, remata el abogado.