10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Martes
Mayormente nublado
21°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 29 de julio de 2016, 13:42

Clinton y Kaine, juntos en su primer mitín tras aceptar la nominación

Filadelfia (EE.UU.), 29 jul (EFE).- La candidata presidencial Hillary Clinton y su compañero de fórmula, Tim Kaine, aparecieron hoy juntos en Filadelfia en su primer acto de campaña después de aceptar la nominación en la Convención Demócrata, que concluyó anoche y dio inicio a la campaña para las elecciones de noviembre e EE.UU.

Los demócratas celebraron su convención en Filadelfia y, aprovechando su estancia, Clinton y Kaine no quisieron perder hoy la oportunidad de hacer campaña en Pensilvania, uno de los estados bisagra que puede decidir las elecciones del 8 de noviembre, para las que quedan exactamente 101 días.

Después del acto de hoy, Clinton y Kaine comenzarán una pequeña gira en autobús por Pensilvania y Ohio, en la que estarán acompañados por el expresidente Bill Clinton.

Los dos políticos llegaron a la Universidad de Temple de Filadelfia, un campus con 38.000 alumnos, acompañados por sorpresa de sus parejas, el expresidente Bill Clinton y Anne Holton, la esposa del senador Kaine y ex secretaria de Educación de Virginia.

El público rompió en aplausos y agitó miles de pequeñas banderas estadounidenses, mientras Kaine decía: "estaba cansado, pero desde luego ahora estoy despierto", en alusión al caluroso recibimiento de los asistentes.

Recibiendo los elogios de su compañero de fórmula se situó detrás Clinton, que aceptó anoche ser la próxima candidata de su partido a la Presidencia de EE.UU. con un alegato a la esperanza contra el miedo, y abanderando la fuerza de un país unido e incluyente frente a los esfuerzos para dividir de su rival, Donald Trump.

El lugar escogido para los demócratas para su primer mitin es simbólico porque Pensilvania ha estado dominado por el poder demócrata desde 1992, pero ahora podría estar en peligro.

Según los analistas, el dominio demócrata del estado podría peligrar por el mensaje de Donald Trump, que apela al votante blanco y trabajador del cinturón industrial de EE.UU., del que forma parte Pensilvania, Ohio y Michigan, entre otros estados.