24 de junio
Sábado
Parcialmente nublado
19°
29°
Domingo
Muy nublado
18°
28°
Lunes
Mayormente nublado
18°
27°
Martes
Muy nublado
18°
28°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
viernes 15 de julio de 2016, 09:56

Clausuran empresa por contaminar arroyo Lambaré

Después de casi 10 años de ser denunciada por contaminar el arroyo Lambaré, finalmente una empresa que funcionaba como lavandería de ropas industriales y taller de confección de prendas de vestir fue clausurada en la mañana de este viernes. El comercio contaba con licencia ambiental vencida y arrojaba sus desechos al cauce desde hace varios años.
La empresa clausurada por ocasionar la terrible contaminación, cuyo propietario es un ciudadano oriental, ya fue denunciada por un caso similar en el año 2007 ante la Gobernación del Departamento Central y la Secretaría del Ambiente (Seam). A pesar del antecedente, siguió funcionado y no fue intervenida.

Agentes de la Comuna local y la Seam llegaron al sitio este viernes para intervenir el comercio ante las serias denuncias de pobladores de la zona. Los funcionarios se encontraron con que la licencia ambiental de la empresa estaba vencida y no contaba con planes de gestión para cuidar el medioambiente.

El deplorable estado del arroyo se nutría no solo de las basuras arrojadas por vecinos y otros comercios, sino por las tintas resultantes de la producción de la lavandería que vertía sus desechos sin tratamiento alguno y no contaba siquiera con un plan de gestión ambiental.

Según representantes de la Municipalidad de Lambaré, toda empresa debe presentar un plan de gestión para acceder a la licencia, sin embargo, esta recibió una licencia sin presentar el mencionado plan.

"Se tiene entendido que no funciona la planta de afluente, motivo por el cual los desperdicios están siendo lanzados directamente al arroyo, creando una gran contaminación. A la vez utilizan especies nativas para sus calderas", explicó el director de Medioambiente de la Comuna, Jorge Palazón.

El representante municipal aseguró que la orden del intendente Armando Gómez es "no perdón a nadie que contamine los cauces" y que, inclusive, aquellas industrias que no cumplan con las normas serán cerradas o se deberán retirar de la ciudad.