9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
martes 4 de octubre de 2016, 01:00

Cirugías faciales para regeneración de tejido óseo se hacen en IPS

En el marco de las cirugías bucomaxilofaciales, en el Hospital Central del Instituto de Previsión Social (IPS) se aplican técnicas innovadoras para el tratamiento que no se dispone en el sector público. Entre ellos, se destacan las técnicas de uso de concentrados plaquetarios que se denomina fibrina leucoplaquetaria autologa (PRF) para la regeneración ósea y la técnica de distracción osteogénica aplicado al macizo facial. También cuentan con tratamientos convencionales.

La técnica de fibrina leucoplaquetaria autóloga consiste en tomar una muestra de sangre del paciente, el cual se procesa y se le aplica nuevamente. Con este tratamiento se logra no solo la regeneración del tejido óseo sino la cicatrización del tejido blando, explicó la doctora Graciela Fretes, coordinadora de bucomaxilofacial del servicio de Traumatología.

“Utilizando las propias células progenitoras del paciente, lo que se hace es mejorar el proceso de cicatrización”.

El procedimiento se aplica en pacientes oncológicos, con huesos debilitados, para casos de traumatología y otros. La doctora Fretes pone a disposición su equipo porque el IPS no cuenta con este tipo de máquina. Se está solicitando la compra para el equipamiento.

La técnica. Con relación al tratamiento denominado distracción osteogénica mandibular, que se hace desde hace dos años, la doctora Fretes explicó que está dirigido a pacientes con malformaciones o anomalías maxilofaciales. “Es un técnica fisiológica para hacer crecer los huesos”.

Se aplica algo parecido a una prótesis que se denomina distractor osteogénico. Se hace en varios casos, por ejemplo, a los niños que tienen la mandíbula más pequeña o deformada para estimular el crecimiento. La cirugía cubre el IPS, que en el sector privado oscila en G. 50 millones, pero la Previsional no cuenta con el aparato. Las fundaciones otorgan el insumo. Para el tratamiento, la lista de espera es de tres meses.

Con la cirugía oral y maxilofacial se logra resolver varios problemas como tumores benignos y malignos de la boca, cara, cabeza y el cuello.