6 de diciembre
Martes
Poco nublado con tormentas
22°
32°
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
30°
Jueves
Tormentas
21°
27°
Viernes
Lluvioso
20°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
domingo 26 de junio de 2016, 01:00

Cinco años después se repite una muerte inexplicable en el Migone

La muerte de un hijo es irreparable. Y resulta devastador cuando ocurre por negligencia de profesionales en cuyas manos se confía la vida de un ser tan querido. Estos casos son llevados a estrados judiciales, principalmente “para que otras personas no pasen por lo mismo”. Sin embargo, se repitió, tras cinco años del fallecimiento del recién nacido Gastón Joaquín Giret, por una supuesta negligencia médica, en el Sanatorio Migone.

Según los médicos patólogos que lo inspeccionaron, Gastón, que había nacido sano, murió por una asfixia por broncoaspiración. Su madre, Estela Ruiz Díaz, en ese entonces, reflexionó: “Cuando muere una madre, una queda huérfana; cuando muere un marido, una queda viuda; pero cuando muere un hijo, eso no tiene nombre”.

También había dicho que mientras la familia lloraba la muerte del recién nacido, los directivos del sanatorio privado falsificaban los documentos donde quedaron registradas las atenciones que recibió Gastón luego de nacer.

Ahora, nuevamente una madre pierde a su hijo en el mismo sanatorio y a causa de un paro por broncoaspiración (tragó vómito), según datos que le proveyeron a la fiscala Fátima Britos.

El abogado Ródney Velázquez, quien representa a los padres del bebé, comentó que el niño nació sano. Indicó que el jueves a las 4.00, la madre lo amamantó por última vez. Dos horas después le informaron que su pequeño ingresó a terapia y posteriormente falleció.

La fiscala solicitó un listado de médicos y enfermeros que asistieron a la mujer y a su bebé. Además, tiene las imágenes de cámaras de seguridad en donde se registran los movimientos realizados por los profesionales durante la asistencia médica. Por de pronto, la agente no puede hablar aún de negligencia y debe esperar el resultado de la autopsia.

Cabe señalar que el video del circuito cerrado refutó el informe que había presentado la enfermera Myrian Barrios en el caso de Gastón Giret.

Casi dos horas, entre las 3.00 y las 4.57 del 22 de mayo de 2011, el recién nacido estuvo solo en la nursery. Por este antecedente, el video servirá de evidencia para la fiscala Britos. La enfermera Barrios fue condenada a tres años de cárcel por la muerte por negligencia.

otro caso. La fiscala Britos también investiga la muerte de una niña de 11 meses que ingresó el pasado miércoles en horas de la mañana con un cuadro de fiebre y dolor de garganta en el Sanatorio Adventista. Esa tarde fue trasladada a otro nosocomio, donde siendo las 21.39 se produjo su deceso, según los datos.