22 de febrero
Miércoles
Mayormente nublado con tormentas
25°
36°
Jueves
Poco nublado con tormentas
24°
35°
Viernes
Tormentas
23°
34°
Sábado
Chubascos
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 27 de agosto de 2016, 13:17

Cierran los colegios electorales en Gabón tras una votación sin incidentes

Nairobi, 27 ago (EFE).- Los colegios electorales de Gabón cerraron hoy sobre las 18.00 hora local (17.00 GMT) tras una jornada que transcurrió sin incidentes a pesar de la tensión registrada durante la campaña y las acusaciones cruzadas de fraude entre los principales candidatos a la presidencia.

Unas 630.000 personas estaban llamadas a las urnas para decidir entre el continuismo de Ali Bongo, que en 2009 venció en las primeras elecciones tras la muerte de su padre, Omar Bongo, presidente de Gabón entre 1968 y 2009, y la alternativa de Jean Ping, un veterano político que sirvió en el Gobierno de Bongo padre.

Aunque Bongo es el máximo favorito para salir reelegido, las negociaciones de Ping para recabar apoyos entre prominentes líderes opositores, que finalmente renunciaron a presentarse a las elecciones, le han dado un espaldarazo final a su candidatura, si bien no ha logrado unir a toda la oposición.

Según las previsiones de la Comisión Electoral Nacional (CENAP), los resultados oficiales deberían hacerse públicos 72 horas después de las votaciones.

Tanto la Unión Africana (UA) como la Unión Europea (UE) enviaron misiones electorales para observar el desarrollo de las votaciones y se espera que publiquen sus conclusiones a la mayor brevedad posible.

Las fronteras del país volverán a abrirse esta noche después de que el ministerio del Interior anunciara un cierre total de 24 horas para que los gaboneses pudieran "ir a las urnas a elegir presidente con total tranquilidad".

Según el Banco Mundial, Gabón es el quinto mayor productor de petróleo de África -el crudo supone el 70 % de sus exportaciones, el 20 % del PIB y el 40 % de los ingresos-, aunque la caída pronunciada de los precios ha supuesto un serio revés para las cuentas estatales.