10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Martes
Mayormente nublado
21°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
sábado 16 de julio de 2016, 13:39

Chofer salvó a pasajero con epilepsia

Un viaje inusual se vivió en una unidad de la Línea 56 cuando un pasajero comenzó a convulsionar. En una verdadera muestra de arrojo y valentía, el trabajador del volante decidió desviar su itinerario y llevarlo a un centro asistencial.

El hecho sucedió este viernes aproximadamente a las 19.00, según el relato de Luis Marcelo Acosta Arza, uno de los testigos de lo ocurrido.

Embed

Acosta detalló en Facebook que uno de los pasajeros –quien aparentemente padece epilepsia– comenzó a convulsionar cuando el bus iba por la calle Presidente Franco del microcentro de Asunción.

Fue en ese momento que el chofer, identificado como Samuel Bogado, optó por salir de la ruta trazada y buscar ayuda.

Bogado eligió ir al lugar más cercano donde el joven podría recibir ayuda y enfiló hacia el Hospital Militar, ubicado en las inmediaciones del barrio Loma San Jerónimo.

Allí, en compañía de los demás pasajeros, logró que los médicos de guardia brinden la asistencia necesaria al afectado.

Fabricio Arnella, otro de los pasajeros que se encontraba viajando en el bus, relató a ULTIMAHORA.COM que el chofer recibió aplausos por su acción.

"Valoro que la gente en vez de quejarse o ser indiferente brindó su ayuda", dijo al tiempo de añadir que con gestos como este se deja de lado el estigma a los trabajadores del volante, un sector que sufre como pocos –según Arnella– los rigores de la explotación laboral.

El gesto valiente de Bogado se viralizó en Facebook este fin de semana, recibiendo casi 13.000 Me Gusta y siendo compartido por más de 5.000 personas. Mientras que el video ya cuenta con más de 140.000 reproducciones.

La mayoría de los usuarios valoraron la actitud del humilde trabajador, quien no cayó en las garras de la indiferencia, al igual que los demás pasajeros que aportaron su grano de arena en ese momento.