11 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
32°
Miércoles
Mayormente despejado
17°
30°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 17 de agosto de 2016, 00:22

China protesta por el veto australiano a la compra de su mayor eléctrica

Pekín, 17 ago (EFE).- El Gobierno de China protestó por la decisión de su homólogo australiano de rechazar la compra del 50 por ciento de su principal compañía eléctrica de Australia, Ausgrid, y aseguró que ese veto "tendrá un grave impacto en el entusiasmo de los inversores chinos", informó hoy la prensa local.

En un comunicado emitido por la Embajada china en Australia a la prensa de ese país se subraya que "el Gobierno chino está enormemente preocupado" por la decisión, anunciada la semana pasada por el secretario del Tesoro, Scott Morrison, argumentando "razones de seguridad nacional".

La principal compañía eléctrica estatal de China, State Grid, y el conglomerado empresarial hongkonés Cheung Kong, del que es dueño uno de los hombres más ricos de Asia, Li Ka-shing, ofrecían alrededor de 10.000 millones de dólares australianos (7.700 millones de dólares) por la mitad de Ausgrid.

En el comunicado oficial se recordó que no es la primera vez que Australia veta una importante inversión china este año, después de que Morrison también rechazara la compra de la firma ganadera Kidman & Co. por parte de un consorcio del gigante asiático, que había ofrecido 284 millones de dólares estadounidenses por la adquisición.

Los vetos muestran "claras tendencias proteccionistas" en un Gobierno australiano que "ha defendido en muchas ocasiones que da la bienvenida a las inversiones de negocios chinos, pero que toma decisiones en sentido contrario", señaló el comunicado de la diplomacia china.

"Esperamos que Australia haga mayores esfuerzos por lograr un ambiente mejor, más justo y transparente para las empresas chinas", concluyó el documento.

Ausgrid abastece a 1,6 millones de personas en el estado de Nueva Gales del Sur, y con la operación el gobierno de esa zona del este australiano contemplaba ceder la mitad de su accionariado por un periodo de 99 años.

Ese mismo gobierno estatal cedió el pasado noviembre y también durante 99 años la compañía eléctrica Transgrid a un consorcio formado por inversores de Oriente Medio, Canadá y locales por 10.300 millones de dólares australianos (7.900 millones de dólares estadounidenses).

La llegada de legisladores de corte más conservador y proteccionista al Parlamento australiano el pasado mes hace temer un empeoramiento de los lazos comerciales con China, el principal mercado para las exportaciones del país oceánico.