24 de enero
Martes
Tormentas
23°
33°
Miércoles
Mayormente despejado
21°
33°
Jueves
Parcialmente nublado
17°
32°
Viernes
Despejado
18°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 11 de enero de 2017, 11:57

China "no ha sido un socio fiable" para lidiar con Corea del Norte, afirma Tillerson

Washington, 11 ene (EFE).- El empresario Rex Tillerson, nominado por Donald Trump para ser secretario de Estado de EE.UU., afirmó hoy que China "no ha sido un socio fiable" para lidiar con la amenaza nuclear de Corea del Norte.

"No ha sido un socio fiable para usar toda su influencia para frenar a Corea del Norte", afirmó Tillerson en su audiencia de confirmación en el Senado estadounidense.

"China ha demostrado una disposición a actuar con desidia en busca de sus propios objetivos, que a veces han entrado en conflicto con los intereses de Estados Unidos. Tenemos que lidiar con lo que vemos, no con lo que esperamos", subrayó el exjefe de la petrolera ExxonMobil.

El nominado del presidente electo Trump para dirigir la diplomacia estadounidense señaló que hay que "reconocer la realidades sobre China".

En ese sentido, Tillerson indicó que la construcción de Pekín de islas en aguas del Mar del Sur de China "es una toma ilegal de áreas disputadas sin consideración por las normas internacionales".

También incidió en que "las prácticas económicas y comerciales de China no siempre han seguido sus compromisos con acuerdos internacionales".

Pese a las críticas, el exempresario petrolero afirmó que EE.UU. "necesita ver las dimensiones positivas" en su relación con el gigante asiático, pues el "bienestar económico" de ambos países está "profundamente entrelazado".

"No deberíamos permitir que los desacuerdos sobre otros asuntos excluyan áreas de colaboración productiva", agregó.

Desde el mismo día que lanzó su campaña electoral, el 16 de junio de 2015, Trump ha venido defendiendo políticas proteccionistas para perjudicar las importaciones estadounidenses de China y de otros países a fin de fomentar el empleo en Estados Unidos.

Asimismo, Trump se ganó críticas del Gobierno de Pekín cuando el 2 de diciembre pasado habló por teléfono con la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-Wen, quien lo llamó para felicitarlo por su triunfo en los comicios presidenciales del 8 de noviembre.

La llamada rompió casi cuatro décadas de sensible política exterior de EE.UU. hacia China y obligó a la Casa Blanca a salir al paso para recordar que el único Gobierno chino al que reconoce Washington desde 1979 es el de Pekín.