29 de marzo
Miércoles
Mayormente despejado
20°
32°
Jueves
Mayormente despejado
21°
33°
Viernes
Mayormente nublado
21°
33°
Sábado
Mayormente nublado
19°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 12 de febrero de 2017, 23:13

Chile y Argentina apuestan por la integración frente a la xenofobia

Colina (Chile), 13 feb (EFE).- Chile y Argentina expresaron su apuesta por la integración y la unidad frente a la xenofobia al conmemorar hoy el bicentenario de la batalla de Chacabuco, una gesta histórica que marcó el inicio de la independencia de Chile.

El acto, celebrado en el mismo lugar donde dos siglos atrás se enfrentaron el Ejército Libertador y las tropas leales a la Corona española, fue encabezado por la presidenta chilena, Michelle Bachelet, y su homólogo argentino, Mauricio Macri.

La proeza de las tropas al mando del general argentino José de San Martín y del chileno Bernardo O'Higgins constituye un ejemplo de unión para la época actual, destacaron durante la ceremonia los mandatarios de ambos países, a quienes acompañaban sus ministros de Defensa y de Relaciones Exteriores.

Al acto, que tuvo lugar frente al monumento a la Victoria de Chacabuco, a 55 kilómetros al norte de Santiago, también asistieron los embajadores de Perú, España y Argentina, así como altos mandos militares.

La celebración fue una oportunidad para que los dos países enfatizaran su apuesta por la unidad y la integración latinoamericanas cuando en Estados Unidos y algunos países europeos prenden las ideas xenófobas y suman adeptos los partidarios del cierre de las fronteras.

"En momentos en que el planeta enfrenta el resurgimiento de las ideas que propugnan la disgregación y la xenofobia, Chile y Argentina como repúblicas hermanas, se abrazan nuevamente para reivindicar la unidad", subrayó la presidenta Bachelet, encargada de presidir la ceremonia y pronunciar el discurso oficial del acto.

Y una forma de llevar a la práctica este propósito es el compromiso expresado por los dos jefes de Estado de reforzar la relación entre la Alianza del Pacífico (integrada por México, Colombia, Perú y Chile) y el Mercosur (formado actualmente por Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela).

Macri y Bachelet aprovecharon el encuentro de hoy para estudiar la manera de intensificar los vínculos entre ambos bloques económico comerciales.

Desde su llegada al poder, Mauricio Macri ha expresado su sintonía con el principio rector de la política de Michelle Bachelet hacia América Latina conocido como "convergencia en la diversidad", que busca una mayor aproximación entre la Alianza del Pacífico y el Mercosur.

En este sentido, los cancilleres de Chile, Heraldo Muñoz, y Argentina, Susana Malcorra, anunciaron este domingo la convocatoria de una cumbre Alianza-Mercosur en abril próximo para enfrentarse al proteccionismo que está afectando a América Latina.

"Frente a estas presiones proteccionistas tenemos que avanzar aún más en los esfuerzos de diálogo y de convergencia entre ambos bloques", señaló el jefe de la diplomacia chilena, en alusión implícita a la política adoptada por Estados Unidos tras la llegada a la Casa Blanca de Donald Trump.

"Nos hemos comprometido a la realización a la mayor brevedad de una cumbre de cancilleres y de ministros de Comercio de ambos esquemas de integración", anunció el jefe de la diplomacia chilena.

"Eso sería muy importante como señal de lo que queremos: más apertura, más integración, más inversiones", explicó el canciller Muñoz al término de la reunión mantenida en el aeropuerto de Santiago con su colega argentina.

El mensaje de la unidad entre los países latinoamericanos quedó de manifiesto durante la ceremonia en Chacabuco, que comenzó con un homenaje a los soldados chilenos y argentinos que murieron en la batalla.

Ambos mandatarios firmaron la Declaración de Chacabuco antes de que la presidenta chilena tomara la palabra para destacar la unidad que llevó a la victoria hace 200 años, y manifestar su intención de reforzar la integración con Argentina y Perú.

En la batalla de Chacabuco -ocurrida el 12 de febrero de 1817 cerca de la que hoy es la ciudad de Colina, en las afueras de Santiago- el Ejército Libertador, compuesto por 6.000 soldados de ambos países, venció a las tropas de la Corona española.

Durante la ceremonia se hizo entrega a ambos mandatarios de una moneda conmemorativa y del libro "1817, de Mendoza a Chacabuco", el trayecto entre dos ciudades situadas a uno y otro lado de Los Andes que en los últimos días recorrieron a pie 70 militares argentinos y otros tantos chilenos, para rememorar la gesta llevada cabo por las tropas del general San Martín.