21 de agosto
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
18°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Jueves
Despejado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Opinión
miércoles 21 de junio de 2017, 01:00

¡Cháke, Fiscalía!

Guido Rodríguez Alcalá
Por Guido Rodríguez Alcalá

Hace ya unos años, un sobrino mío fue embestido por un auto; los del auto le dijeron que eran de la Fiscalía y que se quedase tranquilo. Mi sobrino se quedó tranquilo, se hospitalizó y se calló.

En el momento del accidente, tuvo la suerte de manejar un auto duro; de haber manejado una moto, hubiera terminado como el motociclista que mató el fiscal alcoholizado, que se negó a que le hicieran el alcotest hasta que apareciera una colega para hacérselo, horas después, y la concentración del alcohol en la sangre no fuera tan alta. Dudo de que se lo impute, salvo que sea pro forma.

Otro fiscal, el que dirigió el operativo en una granja de Nueva Italia, en que mataron a una nena de tres años, Vivian Paredes Zanotti, e hirieron al joven Alessandro Zanotti y no lo mataron porque no le acertaron más tiros, siguió en su puesto sin contratiempo. Los tiradores, agentes de la Senad, dieron negativo en la prueba de nitratos y nitritos, algo muy raro en quienes han disparado pistolas y subfusiles varias veces. Esa prueba sale negativa cuando se quiere que salga negativa, me dijo una persona entendida en el asunto.

Por otra parte, cuando no se trata de civiles desarmados, cuando una banda criminal equipada con fusiles kalashnikov y ametralladoras calibre 50 perpetra un asalto en pleno día, no se encuentra un fiscal en diez leguas a la redonda. Eso pasó en el asesinato de Rafaat en Pedro Juan Caballero, o en el asalto a Prosegur en Ciudad del Este, que más de un funcionario fiscal habrá visto en la televisión.

Con el reciente golpe parlamentario, las cosas van a empeorar. El manejo de la Fiscalía General, el Consejo de la Magistratura y el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados quedan en manos de Horacio Cartes, dueño de facto de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial. Para los socios menores del Ejecutivo, los grupos supuestamente opositores, las ventajas son muy limitadas: ventajas personales y desventajas para el grupo. El liberal Enzo Cardozo, de enjuiciado, pasa a ser un hombre influyente en el nombramiento de los magistrados; es dudoso que algún magistrado sea muy severo con él. Bueno para Cardozo, malo para la imagen de los liberales.

No ha caído bien que el senador Adolfo Ferreiro, defensor de Lugo en el golpe parlamentario del 2012, fuera defenestrado por el golpe parlamentario del 2017, con activa participación del ex defendido Lugo. Es una maniobra poco ética, que no puede justificarse alegando su conveniencia, pues un grupo con poca gente, solo puede conseguir más votos presentándose como una alternativa a la corrupción generalizada. El impuesto a la soja, con que el luguismo trata de mejorar su deteriorada imagen, no tiene viabilidad. ¿Por qué habría de apoyarlo el aliado Cartes? ¿Por su carácter social? Cartes socialista es como un elefante en el elenco del Ballet Bolshoi.